Luque negocia la venta de las sucursales y critica al SEOC

El empresario afirma que completó el pago de los salarios de junio de los empleados. Culpó al secretario del gremio mercantil por el malestar de empleados.

30 Ago 2019
1

FIN DEL CONFLICTO. Luque dice que basa en su patrimonio la confianza para una solución en el corto plazo. la gaceta / foto de hector peralta (archivo)

El empresario Emilio Luque salió ayer a clarificar su relación con los delegados y empleados de la cadena de supermercados, que calificó como “buena”. Resaltó que canceló el salario de junio de todos los trabajadores y que la próxima semana avanzará con julio. Luego, culpó directamente a Roque Brito, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC), por el “malestar” que llevó a las últimas protestas “al tergiversar en sus declaraciones lo que venimos acordando con los trabajadores”.

También tuvo un párrafo aparte para recalcar la falta de acompañamiento en estas circunstancias de los gobiernos provincial y nacional.

En la comunicación con LA GACETA desde Las Termas, el empresario enfatizó que las dificultades para definir la venta de las sucursales aumentaron después de las PASO del 11 de agosto. “Ante el resultado, es lógico que los inversores tomen recaudos y retrasen el posible acuerdo. Pero siguen en pie las propuestas de los capitales interesados, y no voy a dar más sus nombres porque no les gusta y al final se ‘espantan’”, apuntó. En este sentido, precisó que la semana que viene tiene previsto cerrar algunas operaciones relacionadas con la transferencia de algunos activos.

“Tengo la necesidad de aclarar que me hago cargo de lo que pasa y por eso pongo la cara todos los días; creo que soy de los pocos empresarios que negocia directamente con sus empleados”, destacó. ¿Y cuándo puede llegar el fin del conflicto?, se le consultó. “Depende de varios factores. Pero en lo que me corresponde, estoy confiado en lo que tengo de patrimonio, y si en corto plazo no consigo las soluciones que hoy estamos buscando, afrontaré los compromisos que puedan acordarse”.

Al respecto, apuntó que su insistencia tiene que ver con que “nadie quiere dejar un negocio que es rentable”. “En su momento, recurrí al Gobierno provincial y no nos dio ninguna solución; desgraciadamente, nadie nos acompañó para salir de la crisis, incluída la Nación”, sintetizó.

Luque aclaró también que hasta el 20 de octubre tiene distintas obligaciones con el ingenio Concepción, que es de su propiedad, y que después de esa fecha podría afrontar el retiro programado de los empleados que no ingresen en las ventas.

Respecto del pago de los salarios caídos, explicó que el miércoles se canceló el mes de junio y que algunos empleados de las sucursales de Tucumán tienen adelantado el sueldo de julio con parte de mercadería. El pago de esos salarios de julio está avanzado entre los trabajadores de Las Termas, de la ciudad de Santiago del Estero, de Salta y de Catamarca, porque esas sucursales están trabajando.

En cuanto a los empleados de Tucumán, enfatizó que la semana próxima avanzará con el pago de julio, y que continuará con la venta de la mercadería en stock en las sucursales para destinarla a aumentar el pago.

MALESTAR PARA PERIODISTAS

Aclaró las expresiones del miércoles

Emilio Luque aseguró que no está molesto con “toda la prensa”. Al referirse a sus expresiones del miércoles, tras la reunión con los empleados y dirigentes del SEOC, apuntó que algunos periodistas no entendieron su prisa por llegar a otra cita para negociar la venta de las sucursales, y hasta lo golpearon con los micrófonos. “En ese momento no aclaré a quienes me dirigía. Son los que opinan desde la pantalla o desde un micrófono no como periodistas sino como si fueran asesores económicos, sobre lo que tengo o no tengo que hacer, sin conocer a fondo el problema. Así generan animosidad en la gente que los escucha, y en los posibles inversores, que se asustan”, apuntó.

Comentarios