China habla de “terrorismo” en las protestas en Hong Kong - LA GACETA Tucumán

China habla de “terrorismo” en las protestas en Hong Kong

El aeropuerto hongkonés canceló todos sus vuelos, tras la irrupción de manifestantes Unas 5.000 personas ocupan la terminal aérea desde hace cuatro días. Reclamo por la represión durante el fin de semana.

13 Ago 2019
1

DIFUSION. Los activistas visibilizan el reclamos para conseguir apoyos. reuters

HONG KONG.- El tono de la confrontación entre pobladores de Hong Kong y el gobierno chino se elevó, luego de otro fin de semana de protestas y enfrentamientos con la policía en el centro financiero asiático, uno de los más importantes del mundo.

Miles de manifestantes inundaron ayer el aeropuerto de Hong Kong, donde debieron ser cancelados todos los vuelos, en medio de un rebrote de las protestas pro democracia, mientras China eleva la tensión y asegura que ve “señales de terrorismo” en la “violencia extrema” registrada en las manifestaciones.

La ciudad estado -que en 1997 pasó de ser un protectorado británico a convertirse en Región Administrativa Especial de la República Popular China- goza de mayor autonomía que el resto del país, y el principal reclamo ahora es por más democracia.

Unos 5.000 manifestantes ocuparon la terminal del aeropuerto internacional de la ciudad-estado por cuarto día consecutivo y obligaron a suspender al menos 130 vuelos de salida y seis de entrada.

Los manifestantes protestaban contra el uso de la fuerza por la Policía durante el fin de semana, en que hubo graves enfrentamientos como los registrados en una estación de subte donde agentes antidisturbios dispersaron a la multitud con gas lacrimógeno y balas de goma, de acuerdo con la prensa local.

La represión ocasionó 45 heridos en la zona de Tsim Sha Tsui, en el centro de la ciudad, y muchos manifestantes se pusieron parches en los ojos, en señal de protesta por las lesiones sufridas por un asistente a esa marcha.

Personal del hospital señaló que la persona herida necesitará una prótesis ocular y probablemente una reconstrucción facial.

Los manifestantes portaron carteles con mensajes como “Hong Kong no está a salvo de la Policía” y denunciaron que los efectivos policiales dispararon gas y balas de goma a muy corto alcance, incumpliendo los estándares internacionales.

Pekín juzgó los sucesos del fin de semana con más dureza de la habitual al calificar de “violencia extrema” los “ataques” de manifestantes a comisarías y policías, lo que, según las autoridades, constituye “un serio delito penal y una señal de terrorismo”.

El portavoz del Ejecutivo chino para los Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, declaró que los policías fueron atacados con cócteles molotov y que algunos agentes resultaron heridos.

“Usaron armas peligrosas contra el cuerpo policial, y esto constituye un serio delito penal y una señal de terrorismo”, declaró Yang. El comisionado adjunto de la Policía hongkonesa, Tang Ping-keung, admitió que envió a agentes a infiltrarse entre los manifestantes para arrestarlos.

La peor crisis política vivida en décadas en Hong Kong continúa tras dos meses de protestas que, pese a estar originalmente dirigidas contra un polémico proyecto de ley de extradición, derivaron hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad. (Télam)

Comentarios