Liberaron al único detenido por el robo de la camioneta de la Legislatura

El sospechoso seguirá vinculado a la causa.

09 Ago 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

La Justicia ordenó la libertad de la única persona que había sido detenida por el robo de la camioneta designada a la Legislatura. El sospechoso, por orden de la fiscala Adriana Reynoso Cuello, dejó el calabozo el miércoles por la tarde, pero seguirá vinculado en la causa.

El martes 23 de julio, la camioneta desapareció de Italia casi esquina Rivadavia. El chofer Ernesto Galván la había dejado estacionada en ese lugar después de haber trasladado a la funcionaria legislativa Cristina Robles Ávalos hasta la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), ubicada a unas cuadras de allí. Cuando salieron, poco más de una hora después, se dieron con la novedad de que desconocidos la habían robado.

El secretario de la Cámara, Claudio Pérez, había explicado que se trataba de un robo común, pero con el correr de las horas esa versión se fue descartando. Luego de realizar pericias y averiguaciones, los investigadores llegaron a la conclusión de que para poder sustraer la camioneta, por los mecanismos de seguridad que posee, se necesita la llave original o, en su defecto, una copia que se puede realizar con los juegos de fábrica.

El viernes por la noche, policías de Sustracción de Automotores, al mando de los comisarios Walter Salvatierra y Jorge Dib, allanaron la casa de Galván, donde secuestraron su celular. El domingo, el empleado fue detenido bajo sospecha de que podría haber entregado la camioneta a los ladrones.

Galván, de 44 años, declaró en la fiscalía que conduce Reynoso Cuello. Negó rotundamente haber actuado de entregador; explicó el recorrido que hizo con el vehículo y aclaró que él recibió la camioneta hace menos de dos meses, cuando le asignaron su uso a Robles Ávalos.

La Justicia, con el informe que le remitió la Cámara, estableció que el vehículo estaba asignado al legislador Guillermo Gassenbauer desde 2017 hasta que fue desplazado como vicepresidente de la Legislatura. Según el expediente, la conducían empleados designados por él. El parlamentario negó las acusaciones en su contra.

La Justicia analizó el celular que se le había secuestrado al único detenido. Al no haber encontrado ningún indicio en su contra, se decidió liberarlo. La investigación no se detuvo y, pese a que es muy probable que la camioneta haya sido sacada de la provincia, continúan realizándose allanamientos.

Comentarios