Un funcionario nacional cuestionó el estado de las rutas provinciales

03 Jul 2019

José Ricardo Ascárate, subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano, responsabilizó al Gobierno tucumano por “el mal estado de las rutas provinciales”. El legislador electo por la UCR cuestionó a la Casa de Gobierno, tras el accidente del lunes en el que murieron 15 personas y resultaron heridos más de 40 pasajeros.

El funcionario nacional analizó, en particular, las condiciones de la ruta provincial 308, en el cruce con la 157. En ese punto, volcó el colectivo que trasladaba a Termas de Río Honda a un contingente de jubilados de Mendoza. “Sobre la ruta debía haber señales verticales de intersección (a 250 metros), sobre arroyo El Chileno; señales de ‘Velocidad Máxima’ a 40 km/h a 125 metros (línea amarilla); señal de ‘Pare’ y señal de ‘Ceda el Paso’ en inicio y fin de curva a derecha (donde el micro pasó de largo); además de pintura pavimental demarcatoria de borde y eje de calzada”, enumeró. “Nada de esto existe”, sentenció.

Ascárate, sin embargo, destacó las características viales de la ruta nacional 157. Dijo que allí sí se observaban las medidas de prevención: “señales de intersección en pescantes (al norte y en la intersección) -pintura pavimental de eje de calzada (doble amarilla) y pintura de borde de calzada (blanca) y ‘cebrado’ en rayas blancas, demarcando las isletas de giro hacia el Oeste- en toda la intersección”, precisó. “Dejo constancia pública, porque después cambian las cosas”, completó el parlamentario electo.

Comparación

“Ahí no hubo ni hay señales (por la 308). No pusieron ni siquiera un palo. Si hubiesen robado los carteles, estarían los parantes. No robaron nada porque no había nada. En las rutas nacionales están los parantes, los pescantes y las señales”, prosiguió.

El funcionario detalló que la ruta 321, intersección con la 157, no está en condiciones; la 323, en la zona de Río Colorado, “la iluminación no funciona”; y en la 325, en Monteagudo, hay pozos y tampoco tiene señalización.

“Todas las rutas provinciales no tienen demarcación, no han hecho pinturas pavimentales (...) Los accidentes no se producen porque sí. Hay un conjunto de situaciones que llevan a un siniestro, que tiene que ver con el mal estado de los vehículos y las calzadas, con la falta de señalización y también con las condiciones de los choferes”, manifestó.

“Pero la Provincia no puede salir a decir ‘me roban las señales de tránsito’”, finalizó.

Comentarios