Concurso de Piano: alivio al final de una semana agitada

Los finalistas ganadores de la competencia internacional expresaron su satisfacción por el nivel y adelantaron lo que viene en sus futuros.

03 Jul 2019 Por Alicia Liliana Fernández

Ya se fueron los nervios y la tensión de una semana intensa de pruebas y desafíos, frente a un jurado exigente. El viernes, los competidores del Segundo Festival Internacional de Piano de Tucumán organizado por el Ente Cultural de Tucumán y la Universidad San Pablo-T, conocieron el veredicto del jurado (lo integraron Nelson Goerner, Goran Filipec, Valentina Díaz-Frénot, Celina Lis y Estela Telerman). Fue luego de interpretar las piezas elegidas en un teatro San Martín repleto y con el acompañamiento de la Orquesta Estable de la Provincia.

Pero ni aún así había tiempo para relajarse del todo ni disfrutar a fondo; apenas fue un recreo para tomar aire y el domingo, viaje mediante, fueron protagonistas del cierre del certamen reservado para intérpretes jóvenes en la sala Argentina del Centro Cultural Kirchner (CCK), en la Capital Federal.

Ahí sí: se aflojaron las corbatas, afloraron las sonrisas amplias, tuvieron espacio para divertirse y posar distendidos. Se lo habían ganado el chino Aristo Sham (segundo premio en la competencia y ganador de la distinción especial por la interpretación de una obra de música argentina compuesta por Roberto Camaño) y los rusos Ilya Ramlav (fue tercero) y Alexey Sychev (primer premio). La camaradería entre ellos fue evidente, tan fuerte como la satisfacción de haber participado en la cita tucumana. Y de que haya finalizado.

Alivio

Al término del último compromiso, Ramlav se transformó, dejó de lado la solemnidad propia de un pianista clásico y adoptó poses divertidas para él y sus colegas, expresión de que todo había concluido. “Me siento muy aliviado de haber terminado -confesó en un diálogo exclusivo con LA GACETA-, porque el concurso nos planteó una difícil misión: teníamos que tocar en tres rondas casi todos los días y eso fue muy intenso. Tuvimos que estar bien concentrados, estudiando mucho, y luego vinieron los festejos. Compartimos tanto entre músicos y organizadores que nos convertimos en casi una familia; nos hicimos muy amigos. Por eso esta ha sido una de las experiencias de concurso más lindas que me ha tocado vivir”.

ÚLTIMO ACTO FORMAL. Los tres finalistas saludan al público en el CCK.

Sobre la presentación en el CCK, dijo que fue un privilegio actuar en una sala maravillosa, con un piano y una acústica propias del primer mundo. Y, además, porque ama la difícil pieza que eligió para tocar, la Sonata N° 2 de Serguéi Rachmaninov. “Elegí la primera edición de esta sonata, es como un concierto y me gusta más porque tiene más belleza, pese a que hay una edición más corta y un poco simplificada. Es increíble y es una de mis obras favoritas”, sostiene. Ya conoce sus próximos pasos: “me quedo en Buenos Aires porque doy un concierto el 13 en la Catedral Rusa; después voy a Brasil, donde tengo tres conciertos con el mismo programa más un concierto de Frédéric Chopin; luego participo del Festival I Virtuosi, en Rio de Janeiro, y veré de volver a la Argentina lo antes posible”.

“Música con amigos”

Sham destacó “la gran atmósfera que existió en el teatro San Martín, con una audiencia muy respetuosa, una muy buena conexión con la Orquesta Estable y un intercambio de energía que me encantó y me hizo sentir que estaba haciendo música con amigos”. Sobre su intervención en el CCK, dice: “elegí un repertorio con muchos contrastes, con piezas de estilos muy distintos, como un menú con diferentes sabores, texturas y colores. La obra contemporánea de Carl Vine que presenté la interpreté en la semifinal en Tucumán y también gustó mucho. Es una sala preciosa, con un público muy entusiasta”.

“Me voy de vacaciones dos semanas en Europa y luego volveré al trabajo -agrega el músico nacido en Hong Kong. Me esperan 12 conciertos en cuatro semanas, en Estados Unidos y en Polonia. Estos concursos son importantes porque siempre vamos a estar buscando mejorar en la práctica, y la experiencia de tocar en escenario es importantísima. Aprendí algo más sobre mí como músico; es un peldaño más que estoy seguro me abrirá nuevas oportunidades en mi carrera en otros escenarios sudamericanos”. En 2020 volverá al país.

Exhausto

A diferencia de Sham, el gran ganador no se toma vacaciones. Sychev regresará de inmediato a Alemania (donde reside) ya que tiene programado un concierto en Bayreuth; después irá a Verona (Italia) y trascartón se presentará en otros concursos y actuaciones en Alemania y en Austria.

En la platea de cada concierto en Tucumán y en Buenos Aires estaba su fanática número 1: su madre Elena, bióloga y docente universitaria. “No tiene nada que ver con la música, pero me acompaña siempre que puede. No nos vemos nunca, porque yo vivo hace años en Münster y ella en Moscú, pero como está de vacaciones la invité a que compartamos estos días en la Argentina”, cuenta.

Sobre sus compositores favoritos, nombró a Franz Lizst, Piotr Ilich Tchaikovsky, Claude Debussy y Maurice Ravel, mientras que entre los contemporáneos mencionó a Gyorgy Ligeti y a Olivier Messiaen, que son extremadamente difíciles de abordar en un certamen.

“Ha sido una competencia exigente, con una gran programación. Estoy exhausto -admite-, pero muy feliz, sobre todo porque ya nos invitaron para venir a tocar en la temporada del próximo año. Haber ganado el primer premio es tan importante que todavía no lo puedo creer del todo. Probablemente lo haga en unos días, cuando empiece a recibir mensajes de gente que se enteró desde Europa del concurso y de organizadores; sólo entonces veré las repercusiones, porque hay mucha gente interesada”.

Premios: con el compromiso de regresar

El primer premio que obtuvo Alexey Sychev está dotado de U$S 6.000; mientras que el segundo lugar para Aristo Sham le implicó ganar U$S 4.000, a los que sumó otros U$S 1.000 por imponerse en la ejecución de las variaciones Gregorianas de Roberto Camaño, en el certamen de “Música argentina”. Ilya Ramlav obtuvo U$S 2.000. Los tres actuarán nuevamente en 2020 en el país. Además el jurado otorgó menciones especiales por sus repertorios a Raúl Canosa, de España, y a Fanny Monnet, de Suiza.

Comentarios