Copa América: Venezuela, una buena medida en cuartos

24 Jun 2019
1

ADEMÁN. Scaloni grita y señala con su brazo, intentando dar una indicación. reuters

PORTO ALEGRE.- Hace exactamente un trimestre, Argentina reprobó la materia que el viernes desde las 16, en Río de Janeiro, deberá volver a rendir: Venezuela. La misma que venció al equipo de Lionel Scaloni en Madrid con un lapidario 3-1, hace exactamente tres meses y dos días.

“Es un equipo muy interesante que viene trabajando hace mucho tiempo juntos. Tuvimos un traspié justamente con ellos”, recordó Lionel Scaloni sobre uno de los partidos que marcaron una tendencia negativa en la opinión pública sobre él y varios jugadores de la Selección.

Fue una derrota clara, sin atenuantes y ante un equipo que está claro que ya no tiene las mismas pretensiones que hace 10 años. Por eso, el equipo deberá tener el máximo de los cuidados.

“Lo importante era pasar a la siguiente fase y superar el miedo de quedarse afuera, ahora comienza otra Copa. Es a todo o nada. Nos dieron una vida y hay que aprovecharla, no podemos cometer más errores”, dijo Lionel Messi, sabiendo que el objetivo de lograr la clasificación se cumplió pero que la lista de objetivos es mucho más larga. Llegar a las semifinales es otro de ellos. Para eso deberá vencer a la complicada “Vinotinto” que logró el segundo lugar en un dificultoso grupo A, integrado por Brasil, Perú y Bolivia.

“Es un rival duro, lo enfrentamos hace poco y juegan bien, habrá que contrarrestar lo que ellos hacen”, alcanzó a decir Lautaro Martínez, quien estuvo en ese 1-3 e incluso anotó el gol del descuento en ese duelo.

Desde hoy y en el cumpleaños número 32 de Messi, la Selección trabaja en función de contrarrestar eso que Venezuela propone y que mucho daño le provocó a Argentina. Mejorar, de por sí, es un ejercicio que de por sí no está mal. Para ganarle a Venezuela pasar a ser sumamente necesario y si llegara a semifinales, enfrentaría a Brasil por lo que eso se transformaría en una obligación.

“Sabemos que de mitad de la cancha para adelante tenemos mucho potencial, pero hay que mejorar atrás y en la salida. El tiempo de trabajo es corto y poco, pero hay que mejorarlo. La clave está en la movilidad y en correr todos. Debemos solucionarlo”, agregó Nicolás Otamendi. Argentina ganó pero, como nos decían en la escuela, necesita mejorar. (Especial)

Comentarios