Londres espera a Trump con protestas y alta tensión política

Isabel II recibe al presidente de Estados Unidos en su primera visita oficial al Reino Unido.

03 Jun 2019
1

COLORES. Banderas británicas y estadounidenses en calles de Londres. reuters

LONDRES, Reino Unido.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, inicia hoy su primera visita de Estado al Reino Unido, donde le esperan la Reina Isabel II y la primera ministra británica, Theresa May, pero también las protestas de los que rechazan sus políticas. Su viaje anterior al Reino Unido, en julio de 2018, fue una “visita de trabajo” y no una visita de Estado.

Grandes protestas y un clima político tenso es lo que puede esperar el presidente estadounidense, a su llegada a la capital del reino, según la cadena de televisión alemana “Deustche Welle”. Estos viajes formales se organizan por invitación de la reina, que actúa por consejo del Gobierno, y se planean eventos ceremoniales, como un paseo en carruaje por Londres, un banquete en el Palacio de Buckingham y una visita al Parlamento.

Además, Trump y su esposa, Melania, asistirán a una ceremonia en Portsmouth para conmemorar el aniversario 75 del “Día D”, el desembarco de tropas aliadas en Francia que marcó el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial. Luego, viajarán a Normandía por invitación del presidente de Francia, Emmanuel Macron, para la celebración por el aniversario del “Día D”, informó la Oficina de Prensa de la Casa Blanca, según difundió la cadena estadounidense CNN.

Cuando anunció la visita, en abril, May no sabía que dejaría el cargo el 7 de junio, sólo tres días después de reunirse con Trump. En esa ocasión, dijo que era una oportunidad para fortalecer la relación en el comercio, la inversión, la seguridad y la defensa, y “para discutir cómo podemos construir sobre estos lazos en los próximos años”.

Carnaval entre leones

Durante la visita de julio de 2018, Londres le hizo sentir su repudio: decenas de miles de personas protestaron entre los emblemáticos leones de la plaza de Trafalgar, con un “Trump bebé” inflable de seis metros que recorrió durante horas las calles londinenses hasta el Parlamento.

Mañana, el gran operativo de seguridad previsto no evitará las protestas, ya que quienes se oponen a sus políticas anunciaron que una gran cantidad de personas asistirá a la marcha, donde se desplegarán pancartas y otra vez el globo gigante con la imagen del presidente, en un “ambiente de carnaval”.

“No es sólo sobre Trump”, dice Shaista Aziz, una organizadora de la Coalición Stop Trump. “Estamos protestando contra la visita de Estado de Trump, pero también contra la política de odio y división, la avaricia corporativa, la negación de la crisis climática, la idea de convertir en chivo expiatorio a migrantes y refugiados, el racismo, los ataques contra los transexuales y homosexuales que estamos viendo aquí en el Reino Unido, en los Estados Unidos, en toda Europa, en Brasil, en la India y en otros lugares”, añadió. (Especial)

Comentarios