“La Torre” sigue en pie

Accidentado triunfo de Del Potro sobre Nishioka.

31 May 2019
1

SIGUE EN CARRERA. Del Potro va por Jordan Thompson en la tercera ronda. Reuters

Por Alejandro Klappenbach.-

Los días de descanso no existen durante un torneo de Grand Slam. Organizadores, autoridades, voluntarios y fuerzas de seguridad dejan el club muy tarde, a oscuras, y vuelven al día siguiente, temprano, con las primeras luces. Periodistas y jugadores cumplen un ritual muy similar. Estos últimos, eso sí, tienen días “oficiales”: podemos llamar así a las jornadas durante las cuales les toca jugar y en las que sus rutinas parecen absolutamente guionadas. Así fue el jueves de Juan Martín Del Potro. Programado para enfrentar a Yoshihiro Nishioka en tercer turno en el nuevo estadio Simonne Mathieu, su día empezó mucho antes que el partido. “Soy de tiempos lentos por la mañana y además mi preparación, por la muñeca y la rodilla, es más larga que la del resto, por eso llego con mucho margen”. A Delpo no le gusta andar apurado, es difícil verlo fuera de su ritmo. Ese que muestra en la cancha entre puntos es el mismo con el que camina en medio de la gente que lo tiene como uno de los favoritos. Y él lo disfruta. “El cariño del público llega y es una energía muy positiva. Me ha servido para superar tantos momentos adversos y me sirve ahora adentro de la cancha, durante los partidos”. Lo cierto es que contra Nishioka el tandilense necesitó de ese extra que mezcla la energía de los fanáticos con su fuerza interior a prueba de lesiones y cirugías. Al saque 3-1 en el primer set, Juan Martín se patinó y algo falló en su rodilla derecha, la de la fractura de rótula en octubre último. Dolorido, enojado, fastidioso con la situación, inmediatamente hizo una consulta con el kinesiólogo quien -games más adelante- le hizo una sujeción del tendón rotuliano. En la cancha la situación se tradujo en una parálisis casi total en su movilidad. Perdió cuatro juegos consecutivos y las sombras de tantas lesiones ganaron el escenario.

Desde entonces, el desarrollo del partido fue un cúmulo de incógnitas que el tandilense despejaba de a ratos a caballo de esa fuerza interior que lo distingue y que le permitió moverse un poco mejor a medida que transcurría el tiempo. Entonces la victoria final llegó tras casi 4 horas en las que, tal lo previsto, el japonés lo obligó a un alto promedio de impactos para ganarle los puntos. “Es parte de su juego, trae una, trae otra, y una más. Y si te descuidás contragolpea con mucha facilidad y te termina desgastando”.

Un par de horas después de asegurarse su lugar como rival del australiano Jordan Thompson en tercera ronda, Delpo despejó cualquier duda y confirmó que va a jugar el sábado. “Fue una especie de pinchazo en la cadera que repercutió hasta la zona de la rodilla. Sentí dolor, me asusté, tuve dudas y me costó asumir que iba a tener que convivir con eso. Por suerte me mantuve frío y lúcido más allá del enojo y lo supe gestionar sin correr algunas pelotas que significaban un riesgo mayor. Estoy bien, no voy a tener inconvenientes para seguir en el torneo”.

De más está decir que el mundo del tenis celebra la certeza. Todos quieren verlo en la cancha con la expectativa de que una vez más,tal su costumbre, Juan Martín deje su sello épico en el polvo de ladrillo de Roland Garros.

Comentarios