Un supuesto caso de corrupción dejó al descubierto una interna en la ex Brigada

Sospechan que se trató de una maniobra por el cambio de personal en un área clave.

17 May 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

DENUNCIA. El jefe, Manuel Bernachi, el subjefe, Rolando Gómez (derecha) y los abogados de la fuerza, en Tribunales.

El jueves por la noche se viralizó un audio para que se supiera un grave hecho de corrupción. Ayer por la mañana, muy temprano, también por las redes sociales, se difundió un video que dejaba en claro una feroz interna en la ex Brigada de Investigaciones. Al mediodía, el jefe de Policía, Manuel Bernachi, se presentaba en la Justicia con ese material para que se iniciara una investigación sobre el caso. Después se confirmaba oficialmente que había cambios en la jefatura del área y sanciones para los supuestos involucrados. Se sospecha que el personal que fue separado de esa área podría estar vinculado en el caso. Y serían los mismos que años atrás, con idéntica metodología, habrían fustigado con anónimos a varios fiscales.

El audio es real (ver aparte su contenido), pero no actual. Según las primeras estimaciones, se trata de escuchas telefónicas realizadas en el segundo semestre de 2017 y en el primero de 2018, que habrían sido autorizadas por la Justicia y de cuya existencia no se habría informado.

En el audio se puede escuchar la conversación entre un sospechoso de integrar una banda que supuestamente cometía robos con inhibidores de alarmas en Yerba Buena, en Barrio Norte y en la city bancaria. Allí, el investigador le pide $300.000, aunque habría arreglando un soborno de $100.000 para liberar a dos cómplices que estaban demorados y para no secuestrarle vehículos.

En la charla también surgen indicios de que los sospechosos tenían algún tipo de vinculación previa con los investigadores, ya que el acusado, que sería un tal “Kuky”, le cuestiona a su interlocutor que no le había avisado de posibles allanamientos y cuál era su estado patrimonial.

La banda venía siendo investigada desde 2016 por la Brigada Norte primero y la división Delitos contra la Propiedad, después. Varios de los hombres que integraban la unidad que tiene base en Yerba Buena pasaron a la otra división. Las pesquisas, generalmente, no terminaban en nada. O nunca se encontraban pruebas suficientes para imputar, o se cometían groseros errores que hacían caer las imputaciones. “Era increíble que cada vez que se hacía un allanamiento los sospechosos estaban esperándonos con las puertas de sus casas abiertas. Con razón nunca encontrábamos nada”, indicó una alta fuente del Ministerio Público Fiscal.

Video en redes sociales

La polémica por la viralización del audio se recalentó aún más con la aparición de un video en las redes sociales. Allí no sólo se da a conocer el supuesto hecho de corrupción, sino que se vincula al comisario Daniel Robles, que asumió hace 10 días como jefe de la división Delitos contra la Propiedad y que en los últimos dos años estuvo destinado a la división Búsqueda y Captura de Prófugos, por lo que no se encontraron indicios en su contra.

Su mención, según los investigadores y la hipótesis que manejan en la Justicia, tendría una razón: apoyado por su jefe, Jorge Dib, y por el mismo jefe de Policía, Robles pidió el traslado de varios de los hombres a los que no les tenía confianza; y a los que se quedaron les advirtió que, ante algunas conductas denunciadas por varios funcionarios judiciales, no toleraría hechos de corrupción en el área. Entre ellos, figurarían los oficiales que aparecen mencionados en el audio y en el video.

El funcionario se excusó de hacer declaraciones, pero sus allegados comentaron que se habría presentado ante sus superiores para que lo investiguen y para solicitar que se inicie una pesquisa para que se identifique a los responsables de esta medida.

En su momento, los fiscales Washington Navarro Dávila (hoy ministro Pupilar de la Defensa), Adriana Giannoni y Adriana Reinoso Cuello, que investigaron a la banda y que cuestionaron el trabajo de los investigadores en estas causas, también sufrieron escraches en las redes sociales en los últimos años. Al cierre de esta edición, los fiscales le mostraron su apoyo y dijeron que evalúan la posibilidad de hacer una declaración pública para respaldarlo.

Denuncia

“Es un caso muy serio del que nod estamos ocupando. Nos presentamos ante la Justicia para que investigue la veracidad del hecho, para que analice si existe algún tipo de maniobra dentro de la misma fuerza y se descubra quiénes fueron los responsables de la viralización del audio y del video. Paralelamente, ya está trabajando Asuntos Internos de la Policía”, le explicó Bernachi a LA GACETA después de haber formalizado la denuncia en Tribunales.

El jefe de Policía confirmó además que, por ser la persona que habría hablado con el tal “Kuky”, quedó disponible el oficial Gabriel Chaparro, que se encontraba prestando servicios en la Brigada Norte. En tanto, ya se iniciaron sumarios administrativos contra Walter Gamboa (aparecía mencionado en el audio) y Ángel Álvarez, que fue el segundo jefe de Delitos contra la Propiedad, área que era conducida por José Díaz. Los tres fueron trasladados cuando asumieron los nuevos jefes de la Brigada Capital.

Confirmó además que Ramón Herrera, que estaba a cargo de la ex Brigada de Investigaciones, fue remplazado por José Galván, que estuvo en la división Trata de Personas. “Este cambio no es producto de esta situación, sino que ya se había decidido hace varios días. Estamos buscando profesionalizar la ex Brigada”, destacó.

Bernachi no confirmó que este conflicto se haya desencadenado por una interna. “Eso pretendemos que lo determine la Justicia. Fuimos claros: queríamos cambiar a la Brigada y no nos detendremos en nuestro plan de cambios. El que no acepte estas reglas se tendrá que ir”, concluyó.

En Tribunales

La fiscala Rivadeneira quedó al frente de la investigación del caso

“Se han dado precisas instrucciones para que investigue a fondo este caso. Al ministro (Edmundo) Jiménez le generó mucha preocupación la denuncia que realizó el jefe de Policía”, aseguró Tomás Roberts, del Ministerio Público Fiscal. La causa quedará en manos de Mariana Rivadeneira, titular de la fiscalía de Delitos Complejos I. “Se ordenó que de manera urgente tome todas las medidas necesarias para esclarecer el hecho. También recibió el ofrecimiento de la cúpula policial y del Ministerio de Seguridad para colaborar con la investigación”, insistió Roberts.

Sorpresa

Anularon todos los grupos de WhatsApp que tenía la Policía

“No es una medida que tenga que ver con este caso, sino que se trata de un ordenamiento del canal de comunicación de la fuerza”, explicó el jefe de Policía, Manuel Bernachi, al confirmar que ordenó la eliminación de todos los grupos de WhatsApp que existían entre los miembros de la fuerza. Los uniformados intercambiaban información (mayormente denuncias) a través de estos canales. “La idea es que haya un mayor control en este sistema, no que se elimine para siempre”, explicó. Ahora, los jefes de comisaría deberían enviar esos datos a los jefes de regionales y ellos informar a sus superiores las novedades.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios