La reducción de su condena no conforma a Lula - LA GACETA Tucumán

La reducción de su condena no conforma a Lula

“La pena tiene que ser cero”, insistió.

25 Abr 2019
1

CURITIBA, Brasil.- “El problema no es reducir la pena, la pena tiene que ser cero”. Con estas palabras respondió el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva al fallo del Tribunal que decidió reducir la pena que le había aplicado el juez Sergio Moro.

Lula, preso desde abril del año pasado en una cárcel de alta seguridad en Curitiba, fue condenado por un tribunal de segunda instancia a 12 años y un mes de prisión, por considerarlo culpable de corrupción (lo acusaban de haber aceptado un departamento de lujo como soborno). El martes, la Corte Suprema de Brasil le redujo la condena en cuatro años y tres meses, lo que le permitiría salir bajo fianza en septiembre.

Los jueces ratificaron las condenas por corrupción y lavado de dinero emitidas en 2017 por Moro y ratificada en 2018 por el Tribunal Regional Federal 4, cámara de apelaciones.

“La lucha tiene que continuar, de la misma forma que fui juzgado políticamente voy a ser liberado políticamente por la resistencia del pueblo”, dijo el ex mandatario al recibir en su celda a su compañero del Partido de los Trabajadores, Emídio de Souza, que lo visitó en la cárcel, según reportó la agencia ANSA.

El abogado defensor de Lula, Cristiano Zanin, dijo que es la primera vez que un tribunal reconoce que las penas aplicadas por el ex juez Moro (ahora, ministro de Justicia) y el Tribunal Regional 4 fueron abusivas. “Pero esto es sólo el inicio”, dijo. “Respetamos la posición presentada por los ministros del Superior Tribunal de Justicia, pero expresamos nuestras inconformidad por entender que el único fallo posible es la absolución del ex presidente Lula, porque no cometió ningún delito”, consignó ANSA.

La misma fuente informó que el ex mandatario, que podría acceder a un régimen amplio de salidas de la cárcel a partir de septiembre, no tiene dinero para pagar la fianza de 760.000 dólares, que le permita ese beneficio.

“Abogados y amigos de Lula ya piensan en organizar una colecta para que pague la multa de 3 millones de reales que le impuso el Superior Tribunal de Justicia”, informó el diario “Folha de San Pablo”.

Con el tiempo que ya ha cumplido, Lula, quien niega haber cometido algún delito, podría obtener en septiembre el beneficio de cumplir el resto de su condena sin estar encarcelado, aunque tendría que pasar las noches en una celda.

Esa liberación parcial dependería de una decisión del tribunal de apelaciones sobre su segunda condena por corrupción y lavado de dinero por recibir sobornos de dos empresas de construcción e ingeniería para financiar mejoras en una casa de campo que él y su familia utilizaron.

Si la corte de apelaciones confirma esa condena y una segunda sentencia de 12 años y 11 meses sin considerar la decisión del martes, Lula, de 73 años, vería frustradas sus esperanzas de una libertad parcial.

Lula, acusado en otros seis casos de corrupción, gobernó Brasil desde 2003 hasta 2010 e introdujo programas sociales que sacaron a la pobreza de millones de brasileños. (Reuters-DPA-Especial)

Comentarios