Mejoran la efectividad de los antibióticos

23 Abr 2019

Con el objetivo de optimizar el tratamiento de ciertas infecciones bacterianas, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata desarrolló una serie de nanopartículas capaces de mejorar la eficacia de los antibióticos y su absorción en nuestro organismo.

¿Cuales son los beneficios de esta innovación? Si de enfermedades respiratorias se trata, las estrategias para combatir las infecciones pulmonares intrahospitalarias (causadas, por ejemplo, por microorganismos multirresistentes) implican necesariamente la administración recurrente de altas dosis de antibióticos. Como consecuencia, este hecho trae aparejado una serie de efectos secundarios en los pacientes que afectan al sistema digestivo, el hígado y producen un daño hepático.

“El reto principal en este tipo de infecciones pulmonares es la erradicación de las biopelículas microbianas que se encuentran inmersas en una densa capa de mucus, lo cual dificulta la acción de los antibióticos administrados por vía inhalatoria -explicó Germán Islan, responsable del proyecto-. Es por esto que nos abocamos a desarrollar nuevos sistemas de administración de fármacos capaces de ser sitiodirigidos para proporcionar una liberación local y sostenida en la región pulmonar”.

Una vez en el laboratorio, los científicos elaboraron diferentes vehículos híbridos (es decir, con materiales y componentes de origen disímiles) inhalables para transportar de manera eficiente antibióticos como la levofloxacina (LV) y la ciprofloxacina.

“Por un lado se prepararon micropartículas nanoestructuradas para mejora la capacidad de carga del fármaco. Las micropartículas híbridas se cargaron con el antibiótico y una enzima con capacidad mucolítica (aquellas que permiten separar la mucosidad típica de estas patologías)”, detalló Isan.

En relación a los resultados de la investigación, los estudios in vitro demostraron que las micropartículas en cuestión fueron capaces de controlar la liberación de la enzima y del antibiótico durante 24 horas, reduciendo así las posibles dosis que necesitarían los pacientes.

A futuro, este equipo de investigadores -pertenecientes al Laboratorio de Nanobiomateriales del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (Cindefi)- planea continuar optimizando la capacidad bactericida de estas nanopartículas para su posterior puesta en el mercado farmacéutico. (Télam)

Comentarios