Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

22 Abr 2019

Proyecto Plaza Independencia

He leído con atención la intención del Intendente de mejorar, a su juicio, la estética de la Plaza Independencia. También leí la carta del señor René Carlos Roncedo, que plantea que vuelva a estar como en su origen el Parque 9 de Julio, destacando también que los espacios verdes fueron reemplazados con hormigón, como las platabandas de todas las avenidas de Tucumán y gran parte del perímetro del parque para hacer la pista de salud. Digo yo... con tanto dinero que se usaría para dicha refacción, ¿no sería importante cambiar los troncales cloacales, pavimentar las calles que están fuera de las cuatro avenidas que nunca fueron pavimentadas, acabar con los derrames de agua servida que sufre muchísima gente? Todos los días se leen denuncias por el deplorable estado de muchas calles por donde corren los derrames de cloacas, cañerías de agua potable que revienta, los bocatormentas atestados de residuos que inescrupulosamente arrojan los vecinos en las calles. En mi opinión, el municipio debería invertir en infraestructura de base y mantener los espacios públicos limpios, iluminados y reparado si fuera necesario. Inviertan con propagandas educativas en canales de aire, y radio. Inviertan en una planta seleccionadora y reciclador de residuos con tecnología moderna. Dejen de gastar quieriédonos hacer creer que es en beneficio de todos, cuando sabemos que nos beneficiarían otras cosas más importantes.

Ana Cabbad

[email protected]

La obesidad, una epidemia

Los problemas de obesidad seguirán sin resolverse mientras se siga errando en hacer diagnósticos correctos de sus causas. Como en la actualidad, los que nacieron en los 60, 70 y 80 tampoco comían cereales ni frutas y no tenían problemas de obesidad, porque jugaban y se movían -sin riesgos- todo el día en la calle y allí interactuaban con sus amigos. En cambio hoy las calles están dominadas por los delincuentes mientras que los ciudadanos deben vivir encerrados inmóviles en sus casas. Con complicidad de la justicia garantista y legisladores que ni aciertan en sacar leyes contra los motochorros. Los niños pasan horas como zombis inmovilizados frente a las pantallas y engordan más en épocas de receso que durante el período de clases, cada vez más recortado por las huelgas docentes. Frente a esta oleada de sedentarismo forzado, o logramos que la gente se mueva más o bien que coma menos de todos los alimentos, no sólo algunos indebidamente catalogados como insalubres.

Santiago José Paz

Chubut 2.900

Yerba Buena

Transporte público

A lo largo de todos estos años he escuchado a los políticos de todos los partidos, en los medios y a través de propaganda, repetir la palabra inclusión, igualdad y empatía, usando las mismas como bandera en sus campañas políticas. Creyendo en este discurso, salí a la calle a intentar conseguir abordar un colectivo para discapacitados, ya que yo soy cuadripléjico y me movilizo en silla de ruedas; lamentablemente mi ilusión termino luego de esperar durante dos horas y ver cómo ninguna unidad era para discapacitados. Por ello tuve que movilizarme en un remise, lo cual tampoco fue fácil ya que la mayoría, cuando paraban, aducían que tenían el tanque de gas en su baúl y por ello no tenían lugar para llevar mi silla de ruedas, siendo que para tener la licencia de un remise es obligatorio tener espacio para el transporte de coches y sillas de ruedas. ¿Hasta cuándo van a seguir generando leyes que nadie va a hacer cumplir? Ojalá mi reclamo sea escuchado por los encargados de controlar que se cumplan dichas leyes.

Juan Américo Digangi

[email protected]

San Francisco

Con respecto a la carta “La iglesia de San Francisco” (18/4), del Sr. Tarcisio Agüero, en la que trata la puesta en valor de la citada iglesia, considero pertinente comunicar a la comunidad acerca de la donación que realicé hace escasos días, a través de Mesa de Entradas de la Gobernación (con Nro. de Expediente 956.110-C, fecha: 09/4/19) y en ella se lee: “Sr. Gobernador, tenga a bien aceptar mi donación a la comunidad de Tucumán: Equipamiento de Taller de Producción de Escultura (Académica Tradicional); también Restauración de Obras de Arte y de obras que tienen diversas valoraciones, tales como: Artístico, Decorativo u Ornamental, para que su proceso de producción o puesta en Valor, se capitalice en nobles fines de servicio permanente para la Comunidad, tales como: Cultura, Educación, Salud e Investigación. La citada donación es un pequeño aporte material tendiente a que en el futuro próximo, exista en la Provincia de Tucumán una Dirección de Escultura y Puesta en Valor”. Este es un tiempo de espera, que a la brevedad posible se proceda a retirar el equipamiento donado, especificando la ubicación y el destino de uso que se le dará.

Elisa Norma Córdoba

Gobernador Gutiérrez 975 PB

San Miguel de Tucumán

Del mar Muerto, al Maestro vivo

Los manuscritos encontrados en el mar Muerto toman vida. Siempre existen vestigios de un ser que, humanizado, luchó por el bien del hombre, intentando que su ejemplo se quedara grabado por tiempos interminables. Logró en la humanidad ser ejemplo; todos los años lo recordamos en esta Semana Santa y es como un llamado a la reflexión, ya que nunca su historia termina, y renace para aplacar las apetencias y los actos de injusticia, que nunca terminan. Será necesario que su historia se repita en esta vida y sea quien juzgue los actos de cada hombre.

Carlos Rubén Ávila

[email protected]

Teatro San Martín

Es lamentable la fachada que muestra el teatro San Martín de San Miguel de Tucumán, sin iluminación justo al frente del mismo, teniendo habilitadas las luces en ambos costados. Se sobreentiende que debe existir una guardia permanente de electricistas para subsanar inconvenientes de esta índole, tratándose de un emblema de la cultura en nuestra provincia.

Daniel Francisco Leccese

[email protected]

Hombre, lobo del hombre

Desde tiempos que se pierden, al comienzo de nuestra historia, el hombre ha sido y sigue siendo el lobo del hombre, destructor inclaudicable de todo lo que lo rodea, siempre cegado por sus enfermas ambiciones; no se mide ni mide la gravedad de sus decisiones y actos. Es así como el 40 % de las especies fueron extinguidas de la tierra o el mar. El efecto invernadero causa estragos y son los países más ricos y con un mayor potencial económico, científico y cultural los que se oponen a tomar medidas concretas y de calidad que comiencen a disminuir el daño producido por los gases devenidos de las grandes fábricas, o los miles de millones de autos que al quemar sus combustibles contaminan las atmósferas de las más grandes ciudades, caso de China, Japón o de Estados Unidos, más las talas indiscriminadas de los grandes bosques, que anulan el equilibrio. Al no contar con estos, el oxígeno pierde su calidad y la cantidad necesaria para que los seres humanos podamos acceder a una salud normal; de allí el incremento de problemas respiratorios. Cómo manejar los de desechos (basura) es un grave tema, sobre todo los plásticos que al llegar a ríos, lagos o al mar producen la muerte de animales y vegetales. Los distintos productos con que fumigan nuestros campos quizá logran una mayor producción pero lo que llega a nuestras casas no deja de tener contaminantes. De las manipulaciones genéticas nada bueno podemos esperar. Mayores producciones no se justifican si ponen en riesgo la salud de los que consumen. Abogamos por la paz en el mundo, pero las grandes potencias son los principales traficantes de armas, cada día más destructivas y sofisticadas, sin que por ello se detengan a pensar en los daños y las muertes que causan. En síntesis, si los países más importantes no dejan de considerar lo que es moral o no es; o cómo se logra la paz y continúan con sus conductas y decisiones destructivas, los páramos, el hambre y la desolación serán una sentencia anunciada para toda la humanidad y para nuestra tierra.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios