“Que la Naranja siga viva”

Diego Vidal, uno de los entrenadores, analizó las motivaciones del equipo para esta tarde.

18 Abr 2019
1

TRABAJO. Lucio Urueña, de Los Tarcos, maneja la “guinda” durante un entrenamiento del equipo tucumano. prensa URT

Preparar un partido con un seleccionado en dos días para jugar un partido, ya sea amistoso o por los puntos, y más si en frente hay un combinado nacional (en este caso Paraguay, hoy) no sería cosa sencilla para algunos entrenadores. Sin embargo, para los entrenadores de Tucumán no les resulta tan complicado llevar adelante tamaña empresa: “se mantiene prácticamente la base de jugadores. Cada vez que nos juntamos con mis colegas a armar la lista, coincidimos prácticamente en un 97%, ya que todos vemos lo mismo. Sabemos que ese jugador es bueno y coincidimos siempre”, comentó Diego Vidal, uno de los entrenadores junto a José Chavanne, Pablo Pérez y Nicolás Domínguez.

Otro factor que les permite estar confiados en sus pupilos es que todos los equipos juegan parecido, lo cuál hace que sólo se ajusten detalles e ideas que intentan llevar adelante. En cuanto al plantel, Vidal comentó que “son los mejores que están jugando actualmente en la provincia, y ese talento innato que tienen hacen que rápidamente se acoplen y saquen lo mejor de cada uno para llevarlo a la cancha”.

Paraguay cuenta con un seleccionado al cual conocerán en la cancha. De él se tienen pocas ideas. “De Paraguay, personalmente no conocemos mucho. Sólo sé que vienen trabajando desde hace unos años con centros de alto rendimiento, que están armando una base para profesionalizar todo, para así generar un cambio en el rugby paraguayo”, es la escasa información que tiene al respecto el ex hooker de Cardenales y de la “Naranja”.

Con el sacado de plano de los Campeonatos Argentinos, se fue gran parte de la historia del rugby argentino. Muchas provincias sintieron el impacto y extrañan ver en la cancha a sus mejores jugadores. Para no perder esa mística de una Naranja que cosechó 11 títulos y es el segundo seleccionado más ganador de la historia (el primero es Buenos Aires con 37 campeonatos) se arma esta clase de partidos.

Sobre este particular, Diego opina que la idea es “que la Naranja siga viva. Cuando surgió hace unos años, la idea de la desaparición de los Argentinos me puso triste en lo personal, porque es un campeonato con mucha historia, que todos lo quieren jugar. Es donde los mejores jugadores pasaron por ella y se nutrieron de ese seleccionado”. Sin embargo el aliciente es que la dirigencia se mueve para mantener viva esa llama: “creo que por lo menos una o dos veces al año se verá a Tucumán en la cancha” cerró Vidal, que al igual que todo el mundo rugby, quiere ver de nuevo a la Naranja en acción, al menos en amistosos.

Comentarios