Una leve mejoría y una esperanza infinita

16 Mar 2019
1

La oscuridad del foso orquestal en el que se cayó Sergio Denis el lunes durante un show en el Teatro Mercedes Sosa, en nuestra ciudad, se extendió durante días en los sucesivos partes médicos que leyeron las autoridades del hospital Padilla, donde permanece internado. Pero ayer al mediodía, y aunque de manera muy tenue, una luz comenzó a vislumbrarse en ese papel con detalles médicos y en las caras de los parientes que acompañan al músico en esta nueva batalla.

El cantante continúa internado en estado crítico y con pronóstico reservado. Sin embargo, ayer al mediodía la médica Olga Fernández, directora del Padilla, explicó ante la prensa que hace guardia en el centro de salud que el paciente de 69 años tuvo una leve mejoría, lo que les permitió a los profesionales reducirle la dosis de drogas vasoactivas que le venían suministrando. También detalló que le retiraron un catéter para medir la presión intracraneal, ya que los valores se mostraron normales durante un período considerable de tiempo. Denis continúa sedado y con asistencia mecánica para respirar, pero su cuadro no ha empeorado y ha dado signos de que responde favorablemente a los tratamientos que les están haciendo, explicó Fernández.

Después de la lectura del parte médico, Carlos Hoffman, hermano y manager de Sergio, atendió a los periodistas ya con un semblante distinto al de los días anteriores. “Estamos un poco mejor que ayer, un poco más optimistas. Está respondiendo”, dijo el hermano. También respondió que el eventual traslado del paciente será cuando esté en condiciones, y por el solo hecho de que a ellos les complica la rutina estar instalados en Tucuman.

A la noche repitieron la visita, y Nora Hoffman, su hermana, dijo que lo vio todavía un poquito mejor, pero pidió que siguieran orando por su hermano.

En Esta Nota

Sergio Denis
Comentarios