Con el anhelo de la reelección, Macri habla a la asamblea

El Presidente dirigirá su mensaje anual a senadores y a diputados hoy a partir de las 11: se espera que aborde la recesión y la inseguridad.

01 Mar 2019

BUENOS AIRES.- El presidente Mauricio Macri inaugurará hoy el 137° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación con un discurso en el que posiblemente anunciará medidas para activar la economía durante el año en el que buscará la reelección.

En el cuarto y último discurso de su gestión ante el Congreso, se espera que el Presidente incluya en el mensaje a senadores y diputados propuestas de seguridad, como la de nuevo Régimen Penal Juvenil y un pedido para retomar el debate de la ley antibarrabravas. También insistiría con la necesidad de reformar la ley de financiamiento de los partidos políticos.

La asamblea legislativa será abierta a las 10 por la vicepresidenta Gabriela Michetti. Una hora después llegará Macri. Recibirán al jefe de Estado una comisión de diputados y senadores en la explanada de la avenida Entre Ríos, mientras que otra delegación de legisladores lo aguardará en el Salón Azul junto a las autoridades del Congreso: Michetti; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. En el recinto habrá invitados especiales, ex presidentes, gobernadores y miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Como en años anteriores, Macri hablaría durante alrededor de una hora. A diferencia de las tres oportunidades anteriores, esta vez podría ser la última: todo dependerá de las votaciones de agosto (primarias), octubre y, eventualmente, del balotaje de noviembre.

Además de plantear políticas económicas y de reiterar el rumbo de la exportación, Macri podría hacer hincapié en el proyecto de ley de licencias de paternidad. En materia de seguridad, una de las cuestiones centrales de la agenda del Gobierno, habrá alusiones al nuevo Régimen Penal Juvenil, que baja la edad de imputabilidad de 16 a 15 años para delitos graves y propone un abordaje interdisciplinario respecto del agresor. Macri enfatizaría la necesidad de sancionar la ley contra los barrabravas, que estuvo a punto de ser aprobada en diciembre. Las fuentes consultadas consideraron “poco probable” que este año la Casa Rosada promueva el debate de la reforma del Código Penal, iniciativa que reabriría la discusión sobre el aborto. (Especial)

ANHELO.-“El siguiente año será mejor”. Estas cinco palabras se reiteraron en los tres discursos que en los que el presidente Mauricio Macri le habló al pueblo argentino por medio de sus representantes en la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional. Al igual de esta manifestación de anhelo los discursos del mandatario presentaron una matriz de ocho temas comunes.

1) OPTIMISMO.- Año tras año, el Presidente expresó una visión optimista del futuro argentino. En 2016, arrancó hablando de “un contexto de optimismo que se vive en la Argentina”. El año siguiente, Macri llamó a repetir “el trabajo responsable y colaborativo” del año anterior al tiempo que afirmó que ya “superamos lo más difícil”. Asimismo, afirmó que estaba “completamente seguro de que 2017 será mejor que el año anterior” y que “lo mismo pasará en 2018 y 2019”. “Cada año vamos a estar mejor porque estamos sentando bases sólidas y duraderas”, vaticinó. Más recientemente, en 2018 reiteró que “lo peor ya pasó” y que “ahora vienen los años en los que vamos a crecer”.

2) DESAFÍO POR DELANTE.- El presidente también habló de la necesidad de un esfuerzo por parte de los argentinos para enfrentar el “desafío que tenemos por delante”. En 2016, abrió las sesiones enunciando la “herencia” recibida del gobierno anterior. “Este diagnóstico (...) tiene que servir para que tomemos conciencia de la magnitud del desafío que tenemos por delante”, advirtió el presidente. En 2017 inició agradeciendo la paciencia de los argentinos y aclaró que “siempre supimos que el camino iba a ser difícil”. Al año siguiente, después de agradecer nuevamente la paciencia, Macri propuso una agenda con desafíos concretos para seguir creciendo.

3) CORRUPCIÓN.-La palabra “corrupción” aparece 15 veces en los dos primeros discursos mayormente referida al gobierno kirchnerista. A este tema vinculó la lucha contra el narcotráfico. “Encontramos un Estado plagado de clientelismo, de despilfarro y de corrupción”, declaró en 2016. Al año siguiente reiteró que el país venía de una década de despilfarro y corrupción. En el tercer discurso no pronunció la palabra “corrupción”.

4) INFLACIÓN.-La inflación fue otra de las palabras más repetidas por Macri en las aperturas del año legislativo. Esta apareció un total de 17 veces a lo largo de los tres discursos. En el año del Bicentenario atribuyó la inflación a un Estado que gastó más de lo que podía y emitió en forma irresponsable. En 2017 informó que la problemática sería resuelta creando “un contexto de confianza”. El año pasado garantizó que se resolvería multiplicando las inversiones y dejando atrás la deuda.

5) SEGURIDAD.-Abrió las sesiones de 2016 denunciando el mal estado de las fuerzas de seguridad argentinas y afirmando que “la inseguridad no es una sensación”. El discurso evolucionó hasta indicar la necesidad de un nuevo Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil. En la última apertura, negó que caerían en mano dura pero aseguró que crearían un sistema en el cual se respeten las fuerzas de seguridad.

6) EDUCACIÓN.-En los tres discursos indicó un mismo compromiso con la educación pública y la búsqueda de igualdad de oportunidades por medio de la mejora en la calidad de las escuelas.

7) DIÁLOGO.-El diálogo fue un foco central del Gobierno. Este concepto aparece relacionado a la noción de “trabajo en equipo” y al hecho de que Cambiemos es una coalición política con distintas corrientes de pensamiento en su interior. En las tres aperturas, Macri agradeció la disposición a conversar de los distintos dirigentes, método que, según su criterio, es la única manera de llegar a soluciones íntegras.

8) POBREZA.-En su primer discurso, Macri bregó por reducir los problemas estructurales de pobreza e indigencia. En el segundo propuso un plan más ambicioso: erradicar completamente la pobreza. En el último simplemente subrayó que seguía el combate contra la pobreza.

Comentarios