Leito dio las razones del pedido de licencia para volcarse a la política

"No es fácil decirles que no puedo brindar al 100% el compromiso y la responsabilidad con Atlético", explicó.

25 Feb 2019 Por Santiago Pérez Cerimele
1

AVAL. Leito (centro) anunció su licencia junto a la comisión directiva; lo observa Salvatierra, quien lo suplirá en la presidencia. prensa cat

En su carrera en pos de administrar los recursos de los vecinos de San Miguel de Tucumán Mario Leito deberá convencer a mucha gente. Claramente deberá cautivar a los ciudadanos capitalinos para que le den su voto. Pero antes deberá persuadir a los hinchas de Atlético, muchos de los cuales no ven con agrado su decisión de saltar a la arena política provincial.

Ayer, antes del partido ante Argentinos, Leito confirmó en rueda de prensa que había solicitado licencia al cargo de presidente del “Decano” hasta el 30 de junio, para dedicarse de lleno a la campaña electoral para los comicios provinciales que se realizarán el 9 de junio.

“No me parece correcto. Tanto el presidente como (Guillermo) Acosta y (Luis Miguel) Rodríguez cometieron un error. El diablo metió la cola”, dijo Luis Singh, en referencia a las decisiones de Leito, pero también del “Bebe” y del Pulguita”. Ambos se habían mostrado cercanos al gobernador, Juan Manzur, y al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, semanas antes de pasar a Lanús y a Colón, respectivamente. “Acosta y el ‘Pulga’ se tuvieron que ir, y ahora está pasando eso con el presidente; deberían haberse quedado”, añadió Singh.

“Leito hizo mucho por Atlético, pero los socios no queremos que mezcle la política con el club. Me hubiese gustado que todo se mantenga como estaba”, opinó Noemí Robledo. “Me parece mal; no estamos de acuerdo. Debía seguir en el club”, expresó Mario Martín.

Por supuesto que también están los que avalan la decisión de Leito. “No veo nada negativo que si tiene intenciones políticas deje su cargo momentáneamente para dedicarse de lleno a hacer proselitismo. Actuó con cordura. Además, tuvo una campaña exitosa con Atlético; hizo que el club sea conocido en muchos países. Eso le sirve para que la gente conozca su capacidad”, consideró Félix Díaz.

Más allá de la opinión de los hinchas, la licencia pedida por Leito será aprobada por la comisión directiva en las próximas horas. En la conferencia, el dirigente explicó: “creí necesario y conveniente presentar esto, para tener la tranquilidad y el tiempo para desarrollar las actividades a la cual me voy a abocar. No es fácil decirles que no puedo brindar al 100% el compromiso y la responsabilidad con Atlético, porque estoy tomando un gran desafío: ser candidato a intendente de la capital, por el peronismo”.

Luego, repasó someramente su tiempo como dirigente del “Decano”. “El primer día que llegué habíamos asumido en un vestuario. Estábamos pasando un momento muy difícil. Con el tiempo me tocó asumir como presidente, y dijimos que veníamos a trabajar para sacar a Atlético de donde estaba: en el infierno del fútbol -el Argentino ‘A’-, quebrado, fundido, concursado; con acreedores en cada esquina. Y hoy, después de 11 años ejerciendo la presidencia estoy muy feliz, porque realizamos mucho más de lo que hemos soñado los hinchas de Atlético”, señaló. Y destacó la convicción que mostró como presidente. “Siempre defendí los colores; y eso no significa pelearse, sino actuar y estar a la altura de las circunstancia. Los defendí en todos los ámbitos; poniendo la cara, discutiendo, planteando ideas, desde aquella pulseada (contra Independiente) para llegar a la Libertadores”, recordó.

A cargo de la presidencia quedó Enrique Salvatierra, vicepresidente primero. Adelantó que el hincha no sentirá el cambio en la gestión. “Venimos trabajando con Mario desde hace muchísimo tiempo; generalmente hicimos las cosas de común acuerdo. Esta licencia implica dar la posibilidad al presidente más exitoso de la institución de que pueda cumplir un compromiso y una cuestión de vida: demostrar en la ciudad lo que hizo en el club. Los resultados están a la vista”, dijo “Kike”. Y desechó la posibilidad de que él o algún otro dirigente “decano” tomen el mismo camino de Leito: “nuestro representante es él; lo vamos a ayudar y a acompañar. (Pero) nosotros nos quedamos en la institución”.

Comentarios