En Tucumán, los grandes van a clase de Celular - LA GACETA Tucumán

En Tucumán, los grandes van a clase de Celular

En la Casa de la Ciudad, ubicada en Catamarca 920, los días martes, jueves y viernes de 8.30 a 9.30, los adultos mayores pueden aprender a usar un teléfono celular; y de 9.30 a 10.30 capacitarse para usar tablets.

20 Ene 2019 Por Karen Fernández
2

Para sus pares, Miguel Angel Tula es el claro ejemplo de que las nuevas tecnologías no solo son cosas de jóvenes. Sobre todo los teléfonos celulares. Lo saben ellos, y lo saben también las marcas de smartphones que se han lanzado a protagonizar sus publicidades con adultos mayores de 60 años que hasta ahora creían imposible poder ser parte de “la era digital”. Miguel y sus compañeros han dejado sus miedos  en el umbral de la casa de la Ciudad, donde se dicta el taller en el cual podrán aprender a usar dispositivos móviles y tablets.

Comienza la clase en la casona de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán de la calle Catamarca. Los alumnos sentados, atentos alrededor de una mesa -con su cuadernito para tomar notas y no olvidar ningún detalle-. El profesor José Flores pacientemente indica que para desbloquear el dispositivo tienen que deslizar un dedo por la pantalla. Una estudiante pregunta: Profe, ¿con qué dedo? Nadie se achica a la hora de preguntar. Saben que es el mejor camino para aprender. En el curso muchos aseguran tener alguien en su entorno que puede capacitarlos para usar el celular, pero nunca tienen la paciencia o el tiempo necesario.

“Este curso surge como una iniciativa de la Casa de la Ciudad, porque somos conscientes de las necesidades de los adultos mayores. Muchas veces las familias tienen otros tiempos y en muchos casos no llegan a sentirse seguros usando la tecnología”, comenta Alicia Pérez Chaia, integrante del equipo de Casa de la Ciudad, una dependencia del municipio (Catamarca 920).

Para asistir a las clases no es necesario contar con un teléfono celular, sino que también pueden capacitarse para saber cuál es el aparato que se adapta a las necesidades de cada uno, para poder elegir cuál comprar.

Los familiares son los primeros que toman la iniciativa de regalar un celular a las personas mayores, pero en la mayoría de los casos eligen los que son fáciles de usar, coincidieron en el curso. Miguel Ángel Tula, celular en mano, quiere romper con esa idea. Quiere probar que él puede dominar un aparato de tecnología compleja, de última generación.

“Todos tenemos la idea de tener el mejor aparato electrónico, porque queremos aprender todas las opciones disponibles. No queremos un teléfono ‘simple’,  queremos a aprender a usar el más difícil porque somos capaces de eso y más”, afirma el hombre.

“Yo he bloqueado mi teléfono dos veces porque no lo sabía usar y tuve que pagar para arreglarlo. Tengo mi familia que siempre se ofrece a ayudarme pero me daba vergüenza que me tengan que repetir todo muchas veces”, recuerda. Y agrega: “quiero animar a los adultos a que vengan al curso, que no practiquen en sus casas. Las paredes no les van a sacar las dudas, acá me olvido de mi edad, porque me siento capaz de todo”, agrega Tula.

¿Qué quieren aprender?

Lo principal es conocer el funcionamiento básico del celular: muchos alumnos desconocían la opción de agrandar la letra en la pantalla. Pérez Chaia comenta que, entre las aplicaciones, las más requeridas son Whatsapp, Facebook e Instagram, para estar conectados con su familia. No es casual: todos suben fotos primero a las redes sociales y después al grupo familiar. En el curso no quieren quedarse “afuera”.

“Es importante saber lo que la tecnólogía les ofrece a los jóvenes. Muchas veces hablamos de las necesidades de ellos y parece que los abuelos nunca podrían ayudarlos. Ellos pueden tener la respuesta adaptándose a las nuevas tecnologías, tienen que saber qué les está llegando a los jóvenes o niños. A veces los padres están ocupados y los abuelos tienen que poder intervenir para ayudarlos ante cualquier situación. Los abuelos pueden dar respuesta en estos casos”, asegura   la encargada del curso. 

Comentarios