52° Abierto del Norte de golf: le hizo caso a su papá

Jorge Monroy, el campeón, siguió un consejo de un convaleciente “Rudy” y cerró con un águila

10 Dic 2018
2

EL FRUTO DEL ESFUERZO. Jorge Monroy muestra el trofeo que se adjudicó ayer, que se suma a los logrados en 2010 y 2016. la gaceta / foto de hector peralta

Llegó al green, lo caminó, tomó medidas en el aire. Conversó tres, cuatro segundos con Lautaro, su hijo. Y entonces tomó un putter, se paró bien firme y miró con seguridad al punto donde debía dirigir su tiro. Quizás había unos cinco metros desde donde estaba la pelota, pero Jorge Monroy los convirtió en nada, sacando un putt perfecto. Un estallido de júbilo se escuchó en los alrededores del hoyo 18 de Alpa Sumaj. Y no era para menos. Con el suave y preciso impacto, el profesional formado en Jockey Club logró un águila que fue principio de un emocionado festejo para él y final para las apetencias del correntino radicado en Rosario, Ricardo González, que luchó hasta el final.

Monroy ganó así el “52° Abierto del Norte” de golf, con lo que llegó de esta manera a su tercera corona en esta tradicional competencia. Y su victoria tuvo un destinatario: su papá, “Rudy”. “Lo está pasando mal por una enfermedad; está internado. Toda la semana tuve la cabeza puesta en eso, casi que en las primeras rondas no me encontraba en la cancha, pero pude sobreponerme” contó Jorge, bajo la atenta mirada de “Lauti”, su hijo que ofició de caddie.

¿Qué se dijeron los Monroy previo al “glorioso” putt? “Cuando estaba entrando al green le dije a mi hijo que lo tenía que embocar para dedicárselo a mi ‘viejo’. Él sólo me miró, pero sentí en ese momento que confiaba ciegamente en mí”, aseguró Jorge.

La definición le puso “picante” a un torneo que, parecía, sería de González por lo bien que había jugado en la jornada previa, incluida una gran tarjeta de 63 golpes el sábado. Pero su ida de ayer fue sin birdies y eso le permitió pasar a la punta al propio Monroy, al santafesino Leandro Marelli y a Andrés Romero. Después, Jorge quedó solo arriba por birdies en el 8 y en el 9. El correntino no se conformó y con un birdie en el 16 emparejó el tablero. Así llegaron al 18. González tuvo chance de águila, pero no acertó su putt. Lo demás, es historia conocida.

“El sábado fui a visitarlo a mi papá”, recordó Jorge-. “Le conté que no estaba pegando bien en el green. Él, aun en su estado, me miró y me dio un consejo: ‘mové mejor los hombros’. Antes de pegar el golpe del campeonato, pensé en eso. Y le hice caso.”

Jorge Monroy fue el campeón entre los profesionales con 199 golpes, seguido por el correntino Ricardo Gonzalez, a uno, y por el santafesino Leandro Marelli, a dos. Con 203 terminó Nelson Ledesma, y con 204 Augusto Nuñez, el bonaerense Gastón Bertinotti y Andrés Romero.

Pero hubo otras competencias en Alpa Sumaj. Por ejemplo, la de caballeros Scratch, que tuvo al cordobés Matías Lezcano como el mejor, con 210 unidades. Los locales Alex García (211), Augusto Bruchmann -h- y Martín Contini (212) lo siguieron.

En Hasta 9, Alex García (0 de handicap) fue el mejor, con 211; fue 2° Sebastián Cossio (6), 217. Últimos 18 hoyos para Augusto Bruchmann -h- (3), con 70.

Otros resultados:

Caballeros 10 a 16: 1) Héctor Monasterio (13), 215; 2) Pablo Bravo (11), 223. U18: Gerónimo Torena (11), 75. 17 a 36: 1) Rubén Mesías (17), 234: 2) Rubén Malkind (17), 236. U18: Rubén Roggia (22), 77. Seniors: 1) Rubén Aráoz (8), 229; 2) Julio García Aráoz (14), 236. U18: Juan Pablo Molina (16), 78. Damas 0 a 36: 1) Teresa Rintoul (17), 220; 2) Juliana Nougués (13), 228. U18: Josefina Chavanne (11), 72.

Comentarios