¿Por qué hay cada vez más polillas en Tucumán?

Con las altas temperaturas y la humedad, eclosionan en esta época y vuelven a reiniciar su ciclo. Mucho ojo, porque pueden devorarte el placard.

27 Nov 2018
1

Empieza el calor y de repente andamos aplaudiendo por toda la casa. Y con los años, parece que las polillas fueran habitando los hogares hasta convertirse en una plaga. Lo cierto, según una experta tucumana, es que cuando llega esta época del año comenzamos a detectar pequeñas polillas que vuelan cerca de nuestros placares, roperos y alacenas, que comen nuestros textiles (ropa, frazadas, tapices, alfombras) y hasta nuestros alimentos.

“Estos pequeños y no deseados insectos pertenecen al orden Lepidoptera, ya que tienen sus alas cubiertas de escamas. Considerados microlepidópteros (miden entre seis y nueve milímetros), están incluidos en el grupo de los Tineoidea, conocidos por ser especies plagas de productos almacenados (harinas y condimentos) y por dejar nuestra ropa y textiles con agujeros”, empieza a describir Adriana Elizabeth Chalup, doctora y especialista en este tipo de insectos que estudia en el Instituto de Entomología de la Fundación Miguel Lillo y en la Facultad de Ciencias Naturales e IML, además de en la Reserva Experimental Horco Molle. Y para sacar todas las dudas sobre estas plagas hogareñas, responde a estas cinco preguntas:

-¿Qué especies hay en Tucumán?

- Conviven dos especies que están distribuidas mundialmente: Tinea pellionela (conocida como la polilla de estuche) y Tineola bisselliella (polilla tejedora). La primera es más común en nuestras casa y más fácil de detectar porque las larvas construyen un capullo o estuche en el cual viven hasta empupar.

- ¿Cómo es su comportamiento?

- En ambas especies el ciclo es similar: las polillas se aparean y depositan pequeños huevos sobre el material del cual se alimentarán las larvas. Estas últimas eclosionan y comen vorazmente las fibras textiles o cualquier sustrato que les sea apetecible. Una vez logrado el desarrollo larval, se inicia la etapa pupal cuya duración dependerá de la temperatura y humedad. De la pupa emergen los adultos que reiniciarán el ciclo. El tiempo total de desarrollo (de huevo a adulto) varía de uno a tres meses. Con el clima tucumano éstos procesos se aceleran y es por eso que vemos tantas polillas en nuestras casas en esta época del año, donde humedad y calor confluyen para que las tengamos en nuestros hogares.

- ¿En qué estado hacen más daño las polillas: larva, desarrollo o vida adulta?

- Tenemos que tener presente que las que causan el daño directo en la ropa o textiles son las larvas. Ellas son las que con sus mandíbulas cortan las fibras y construyen su capullo.

- ¿Qué comen? ¿Por qué nos agujerean la ropa?

- La polilla de estuche, Tinea pellionela, puede atacar los siguientes sustratos: piezas de museo con taxidermia, ropa de lana, alfombras, plumas, pieles y materiales derivados de plantas tales como hierbas secas, tabaco, té, cáñamo, productos farmacéuticos, semillas y harinas. A diferencia de la larva de la polilla tejedora, la polilla de estuche construye un tubito que ocupa y nunca abandona. Si observan bien en las paredes o lugares resguardados de sus casas, hay pequeños estuches que se desplazan (cuando aún está la larva adentro) o están fijas cuando la larva pasó al estado de pupa. Este tubo o capullo, lamentablemente, a veces tiene el mismo color que ¡nuestro pulóver favorito! En cambio, la polilla tejedora se alimenta del cabello, lana, pieles, plumas y productos similares de animales. Hay que tener en cuenta que esta polilla no atacará fibras sintéticas o de origen vegetal a menos que la ropa esté manchada con comida o grasa corporal. Es por eso que la ropa limpia no sufrirá el ataque de las larvas.

- ¿La naftalina sigue siendo eficaz para ahuyentarlas?

- La naftalina es un producto químico que sirve para evitar el ataque de las larvas. Pero hay que tener precaución con su manejo y sobre todo si hay niños. Los venenos en aerosol también son eficaces, pero sigue siendo un remedio “químico” que deja un olor desagradable en la ropa y frazadas que guardamos de una temporada a otra.

- ¿Qué es lo mejor para evitarlas?

- Un remedio eficaz e inocuo es la lavanda. Se puede colocar bolsitas de tul con semillas de esa planta entre los textiles. De todas maneras, cuando se produjo el ataque de las polillas, hay que limpiar cuidadosamente el área, usando aspiradora, revisando pliegues y huecos y eliminando los capullos que son los que contienen las larvas. Esto contribuye a reducir una próxima infestación, ya que de los capullos emergerán los adultos y se reiniciará el ciclo.

Comentarios