El ex chofer de Sala vincula un tiroteo con “cuestiones políticas”

Audiencia en el juicio por un ataque de 2007.

22 Nov 2018
1

JUJUY.- Cuatro testigos, entre ellos el ex chofer de Milagro Sala, dieron ayer su testimonio en la tercera audiencia del juicio de “la balacera de Azopardo”, que investiga un ataque de hace 11 años en San Salvador de Jujuy. La jefa de la organización Tupac Amaru, está imputada del presunto pago a un hombre para que matase a otro.

Los hechos que originaron la causa sucedieron el 27 de octubre de 2007, en el Barrio San Francisco de Alava (ex Azopardo). Dos bandos se enfrentaron a tiros.

Según la requisitoria fiscal, antes de los hechos Ávila habría concurrido al domicilio de Milagro Sala en la capital jujeña, donde habría recibido la orden de matar a Cardozo, encuentro que, presuntamente, fue en presencia de varios allegados a Sala.

Según la investigación, Sala le habría pagado previamente a Fabián Ávila (imputado por homicidio agravado por promesa remuneratoria en grado de tentativa; y por homicidio simple en grado de tentativa) para que asesine a Alberto Cardozo (imputado por homicidio simple en grado de tentativa), quien por entonces no era aliado de Sala. El “precio” habría consistido en la entrega de a Ávila de una casa que Sala poseía en el barrio Sargento Cabral.

Según su testimonio que brindó ante el Tribunal en los Criminal Oral 2, el ex chofer Miguel Sandro Enríquez observó a la distancia cómo se dispararon mutuamente Cardozo y Ávila.

“Fuimos al lugar por orden de Milagro Sala a poner mesas y repartir folletos”, relató Enríquez. De inmediato, relacionó el episodio con “cuestiones políticas” del momento. Puntualizó que, en 2007, su sector apoyaba al concejal Pablo Lozano como candidato a intendente de la capital jujeña; mientras que Cardozo, a quien “conocía del barrio”, estaba alineado al entonces intendente José Luis Martiarena y tenía a su cargo un local partidario del jefe municipal.

Sala pidió no escuchar a Enríquez porque “no iba a poder contenerse” y acusó a su ex chofer de “pagar a los testigos”.

Los otros testigos de ayer fueron José Cardozo, quien aseguró que aquel día hubo disparos de Ávila en contra de su hermano Alberto. También comparecieron María Arjona, ex compañera de Cardozo en la municipalidad; y Jorge Giménez, quien declaró haber visto cómo Cardozo se protegía tras un árbol de los tiros de Ávila. (Télam)

Comentarios