Manzur: “el peronismo se halla en estado de ebullición”

El gobernador se reunió con la dirigencia sindical nacional; fue al PJ a hablar de Tucumán y terminó en la mesa de “Alternativa Federal”.

22 Nov 2018 Por Marcelo Aguaysol
1

ALTERNATIVA FEDERAL. Manzur (derecha) participó de la reunión de gobernadores y otros referentes peronistas.

El Partido Justicialista encontró un hueco para socavar políticamente a Cambiemos. Fue luego de que varios referentes del peronismo se unieran para arrebatarle al oficialismo un estratégico lugar en el Consejo de la Magistratura. El macrismo perdió el lugar que iba a ocupar Mario Negri (el radicalismo habló de impericia oficialista) y tendrá como representante en este cuerpo solamente al macrista Pablo Tonelli. Peronistas racionales, kirchnerista y massistas lograron colocar en ese consejo al referente de “La Campora” Eduardo “Wado” de Pedro y a Graciela Camaño, del Frente Renovador.

Esta estrategia en el Parlamento se volcó ahora al terreno partidario. El propio gobernador Juan Manzur, al salir de la reunión de Alternativa Federal que se realizó en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, definió la situación partidaria con una frase. “El peronismo se encuentra en estado de ebullición”, indicó en una charla con LA GACETA.

De hecho, en el encuentro de Alternativa Federal, al que se sumaron los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Manzur, además del senador Miguel Pichetto y del líder de FR Sergio Massa, se dejó en claro el rol de oposición a la gestión del presidente Mauricio Macri, a menos de un año de las elecciones generales.

Desde el massismo se informó que se avanzó en la construcción de una alternativa al Gobierno que resuelva los problemas que aquejan al país. “Es una reunión a favor de Argentina y de los argentinos”, afirmaron. “No es estar juntos simplemente, es trabajar juntos, algo que no podríamos hacer por separado: construir la alternativa de futuro que Argentina necesita”, indicaron desde ese espacio.

En ese sentido, los dirigentes presentes en el encuentro de ayer precisaron en un documento: “somos opositores porque el país tiene derecho a una alternativa al ciclo cumplido del pasado y al fracaso del Gobierno de Macri, que nos impone un camino equivocado, doloroso. La Argentina necesita otro camino, mirando hacia el futuro. Esta es nuestra prioridad. Esto nos convoca y por ello trabajaremos”.

La agrupación opositora recalcó que “hay que construir desde la generosidad y el esfuerzo de todos. Los trabajadores, las PyME, los jubilados, los estudiantes, las familias, necesitan otro rumbo y vamos a hacer posible este derecho y esta esperanza”.

Respecto del escenario electoral, los dirigentes indicaron que hay que dejar de hablar de personas y personalismos para hablar de los problemas de los argentinos, ya que al Gobierno nacional “le conviene que estemos en campaña, que discutamos nombres, candidaturas, fórmulas; y no que hablemos sobre los problemas que tiene la Argentina, que son muchos y muy graves. Nosotros queremos hablar del 150% de inflación acumulada en los últimos tres años, del 100% de devaluación a lo largo de 2018, de la caída de la economía interna y de su fracaso”, indicaron.

“Primero las ideas y las soluciones, luego los nombres”, afirmaron. “Es más importante el objetivo que nos une, que las diferencias y matices. Es momento de hacer posible la esperanza para todos los argentinos”, señaló el grupo político opositor.

Finalmente, lanzaron una exhortación: “Vamos a trabajar para ofrecer una Alternativa Federal, desde la generosidad y el convencimiento de que nuestro país tiene derecho a otro Gobierno, otro camino y otro futuro. ¡Hay Alternativa!”.

La transversalidad

Manzur desplegó ayer en Buenos Aires una agenda política cargada de encuentros peronistas. Por caso, visitó al presidente del distrito porteño del PJ, Víctor Santa María, como una devolución de gentilezas, ya que el también secretario General del sindicato Suterh (encargados de edificios), vino a Tucumán para participar del acto por el Día de la Lealtad, realizado en el Hipódromo el pasado 17 de octubre. También, junto con Pichetto, asistieron a una cumbre de dirigentes organizada por la Federación de sindicatos petroleros.

La agenda también incluyó una disertación sobre el Tucumán exportable en el marco del ciclo de debate “Argentina 2018-2028, consensos para un nuevo proyecto nacional”, realizado en la sede del PJ nacional, con el objetivo de “apostar por la unidad peronista”. “Hay un buen diálogo entre todos. Creo que las diferencias son saludables en un marco de discusión franca y sana”, indicó el gobernador acerca del encuentro con referentes de distintas vertientes del Partido Justicialista.

Manzur se mostró proclive a que, en ese estado de ebullición, nadie sea excluido, con el fin de que el PJ recupere la presidencia el año que viene. “En ese espacio no puede haber exclusiones, nadie puede quedar afuera, hoy es tiempo de consensos”, remarcó.

Como una prueba de su apertura al diálogo con distintos sectores partidarios, Manzur recibirá esta noche en su residencia al ex gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá. El actual diputado nacional por Red por Argentina presentará mañana su libro en esta ciudad. Solá tiene intenciones de presentarse el año que viene como candidato a presidente de la Nación. “Hay ánimos para lograr la unidad partidaria”, indicó Manzur.

Comentarios