La CIDH analiza el fin del indulto a Fujimori - LA GACETA Tucumán

La CIDH analiza el fin del indulto a Fujimori

El gobierno de Perú envió el expediente al estrado internacional. El organismo latinoamericano había pedido revisar la legalidad de la liberación del ex presidente.

04 Nov 2018
1

Alberto Fujimori

Lima, 3 nov (dpa) - El Perú informó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el fallo judicial que anuló el indulto al ex presidente Alberto Fujimori, después de que ese organismo pidiera analizar la legalidad de la liberación, detalló hoy el diario local “El Comercio”.

En el informe se incluyó la resolución del juez Hugo Núñez, que revocó el indulto en octubre, y la apelación presentada por la defensa de Fujimori, la cual aún no tiene fecha para ser evaluada.

Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, está bajo custodia policial en una clínica en Lima, donde fue internado desde que se anuló su indulto concedido en diciembre por el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski por supuestas razones humanitarias.

Núñez revocó el indulto porque no reunía los requisitos básicos, siete meses después de que la Corte IDH decidiera que la propia Justicia peruana analizara si la excarcelación se ajustaba a las leyes.

Se espera que la Corte IDH se pronuncie en los próximas días.

Fujimori, de 80 años, fue indultado cuando le faltaban cumplir 15 de 25 años de cárcel que se le impusieron como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados.

Cuando concedió el indulto, Kuczynski se acababa de salvar de que el Congreso lo destituyera por nexos con la constructora brasileña Odebrecht. Eso se logró porque un sector fujimorista encabezado por Kenji, hijo de Fujimori, votó contra la destitución.

Fujimori tiene problemas cardíacos y gástricos, depresión y lesiones en la boca de potencial cancerígeno. Sin embargo, médicos independientes afirman que ninguno de sus males tiene una gravedad que le impida estar en la cárcel.

Hasta ahora se desconoce el estado de salud de Fujimori. Ni su abogado ni sus familiares han dado detalles.

El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori le pidió hoy perdón a su hija Keiko por fomentar su ingreso en política, en su primer mensaje público desde que su primogénita fuera puesta en prisión preventiva mientras se le procesa por supuestos lavado de activos y crimen organizado.

“Hija mía, siento mucho haberte metido en el mundo de la política que te ha hecho tanto daño. Te pido perdón por eso. Sólo espero tener las fuerzas y la vida para verte -como en ese día- libre al lado de mis nietecitas”, escribió Fujimori en Twitter junto a una foto en la que aparece con Keiko y el esposo y las hijas de ésta.

El ex mandatario, al que le faltan pagar 15 de 25 años de cárcel a los que fue condenado por 25 asesinatos y dos secuestros agravados, está desde hace 30 días en una clínica de Lima bajo custodia policial, después de que la Justicia revocara el indulto que le dio en diciembre el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Keiko fue privada de la libertad el martes por 36 meses, debido a que el juez Richard Concepción Carhuancho estima que hay “indicios razonables” de que cometió delitos graves y de que existen riesgos de que si está libre intente fugar o alterar el proceso con sus influencias.

El primer contacto de la ex candidata presidencial con la política fue en 1994, cuando, a los 19 años, aceptó asumir funciones de primera dama en reemplazo de su madre, Susana Higuchi, quien se separó en medio de escándalos del entonces gobernante.

Seis años después, cuando el Gobierno de Fujimori se derrumbó entre denuncias por corrupción y atropellos contra los derechos humanos y la institucionalidad, Keiko, al amparo del apellido, tomó las riendas del sector de derecha radical mientras su padre fugaba a Japón.

Ahora, Keiko, que perdió por poco la presidencia en 2011 y 2016, corre el riesgo de ser condenada a hasta 16 años de cárcel, pues la Fiscalía la acusa de montar una red criminal para lavar un millón de dólares de origen ilegal que le “donó” la constructora brasileña Odebrecht.

Pese a su similar ideología, el padre, de 80 años, y la hija, de 43, tienen públicas discrepancias estratégicas y es claro para los analistas que la segunda desplazó por completo al primero. Fuentes próximas a la familia aseguran sin embargo que ambos se esfuerzan en mantener una relación personal fluida.

LIMA.- El Gobierno de Perú informó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el fallo judicial que anuló el indulto al ex presidente Alberto Fujimori, después de que ese organismo pidiera analizar la legalidad de la liberación.

En el informe se incluyó la resolución del juez Hugo Núñez, quien revocó el indulto en octubre, y la apelación presentada por la defensa de Fujimori, la cual aún no tiene fecha para ser evaluada.

Fujimori, quien gobernó entre 1990 y 2000, está bajo custodia policial en una clínica en Lima, donde fue internado desde que se anuló su indulto concedido en diciembre por el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski por supuestas razones humanitarias.

Núñez revocó el indulto porque no reunía los requisitos básicos, siete meses después de que la CIDH decidiera que la propia Justicia peruana analizara si la excarcelación se ajustaba a las leyes. Se espera que la Corte Interamericana se pronuncie en los próximas días.

Fujimori, de 80 años, fue indultado cuando le faltaban cumplir 15 de 25 años de cárcel que se le impusieron como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados.

Cuando concedió el indulto, Kuczynski se acababa de salvar de que el Congreso lo destituyera por nexos con la constructora brasileña Odebrecht. Eso se logró porque un sector fujimorista encabezado por Kenji, hijo de Fujimori, votó contra la destitución.

Fujimori tiene problemas cardíacos y gástricos, depresión y lesiones en la boca de potencial cancerígeno. Sin embargo, médicos independientes afirman que ninguno de sus males tiene una gravedad que le impida estar en la cárcel.

Hasta ahora se desconoce el estado de salud de Fujimori. Ni su abogado ni sus familiares han dado detalles.

Perdón por la política

La familia Fujimori volvió a estar en el centro de la escena política de ese país: Alberto Fujimori le pidió ayer perdón a su hija Keiko por fomentar su ingreso en política, en su primer mensaje público desde que su primogénita fuera puesta en prisión preventiva mientras se le procesa por supuestos lavado de activos y crimen organizado.

“Hija mía, siento mucho haberte metido en el mundo de la política que te ha hecho tanto daño. Te pido perdón por eso. Sólo espero tener las fuerzas y la vida para verte -como en ese día- libre al lado de mis nietecitas”, escribió Fujimori en Twitter junto a una foto en la que aparece con Keiko y el esposo y las hijas de ésta.

Keiko fue privada de la libertad el martes por 36 meses, debido a que el juez Richard Concepción Carhuancho estima que hay “indicios razonables” de que cometió delitos graves y de que existen riesgos de que si está libre intente fugar o alterar el proceso con sus influencias.

El primer contacto de la ex candidata presidencial con la política fue en 1994, cuando, a los 19 años, aceptó asumir funciones de primera dama en reemplazo de su madre, Susana Higuchi, quien se separó en medio de escándalos del entonces gobernante.

Seis años después, cuando el Gobierno de Fujimori se derrumbó entre denuncias por corrupción y atropellos contra los derechos humanos y la institucionalidad, Keiko, al amparo del apellido, tomó las riendas del sector de derecha radical mientras su padre fugaba a Japón. (DPA)

Comentarios