Resuelven en una hora lo que tardaba dos meses - LA GACETA Tucumán

Resuelven en una hora lo que tardaba dos meses

En una audiencia oral se determinó la prisión preventiva para un imputado por homicidio; las partes elogiaron el proceso.

20 Oct 2018 Por Francisco Fernández
1

AUDIENCIA. Se realizó ayer por la mañana en una de las salas del primer piso en Tribunales de avenida Sarmiento. la gaceta / fotos de Ines Quinteros Orio

Ayer se llevó adelante la primera audiencia oral para resolver una prisión preventiva contra un imputado, en este caso, por un homicidio. El trámite judicial se cumplió en la etapa final de la transición hacia el nuevo Código Procesal Penal de la Provincia -entrará en vigencia en febrero próximo-, que busca reemplazar los procesos penales escritos y extensos, para dale paso a la oralidad e inmediatez de los mismos.

La audiencia se desarrolló en una de las salas de juicio del primer piso de los tribunales penales. No quedó un espacio sin ocupar. Antes de las 8.30, abogados, empleados judiciales y estudiantes de derecho colmaron el recinto.

El inicio estaba previsto para las 8, pero las demoras en el traslado del imputado desde la comisaría 13ª, donde estaba detenido, demoraron el comienzo hasta las 8.45. Facundo Maggio, juez de Instrucción en lo Penal de la II Nominación, fue el encargado de abrir la histórica audiencia.

Después de pedir disculpas por la demora, Maggio aclaró que fue “por razones ajenas al Juzgado y la Fiscalía”. Luego, le comunicó al imputado los motivos de la audiencia. También le explicó que tenía derecho a hacer uso de la palabra, lo que fue rehusado por el detenido. Se trata de Alexander Paliza (27). Está acusado por el crimen de Beatriz Salas (58), ocurrido en la noche del martes 25 de septiembre pasado en La Costanera.

Paliza, junto a su suegro, Hugo Villagrán -está prófugo- y otras dos personas habrían llegado en un auto hasta calle Haití al 1.600 y comenzaron a disparar.

Salas, quien estaba en el patio de su casa, recibió un disparo mortal. Como consecuencia del mismo ataque, un vecino, Raúl Daniel Soria, de 28 años, recibió un disparo en una pierna. Ese fue el final de un enfrentamiento entre miembros de ambas familias registrado horas antes. Paliza fue detenido tras el hecho. Testigos lo habrían señalado como una de las personas que disparó.

“Está probado el mínimo de responsabilidad requerido en esta etapa”, señaló la fiscala Adriana Giannoni, quien lleva adelante la instrucción de la causa.

La funcionaria judicial había pedido que se fijara una prisión preventiva contra el imputado por un plazo de 18 meses. Gianonni destacó los testimonios de testigos presenciales que lo ubicaron en la escena del crimen.

“Describieron su vestimenta. Contaron que llevaba una visera oscura y una remera celeste”, precisó. También fundamentó su pedido en los “residuos de pólvora detectados en las manos del imputado”. La titular de la fiscalía especializada en Homicidios se refirió al “peligro de fuga y de obstrucción a la Justicia” que podrían producirse si Paliza aguardaba el inicio del juicio en libertad. Indicó que el imputado no había informado cuál era su domicilio ni su trabajo. Además, aclaró, todavía hay medidas importantes para analizar en esta causa. “El pedido de 18 meses es proporcional con las medidas de quedan por completarse”, dijo.

La defensa

A su turno, Patricio Char, representante de Paliza, pidió el rechazo de la prisión preventiva por considerarla “arbitraria, ilegítima y desproporcionada”.

Luego, ratificó la declaración de su defendido. “El día de los hechos él estaba en su domicilio; ese día no trabajó porque era feriado. Cuando se dirigía a ver a su hija, en la zona de los hechos, por una coincidencia fue detenido”, explicó.

“Es una ficción creada por testigos de una familia que está enfrentada con otra de la misma zona. Por la disputa vecinal pueden haber tergiversado los hechos”, aclaró. “Los testigos identificaron a la persona que dispara, que no es mi defendido. Eso consta en el expediente”, fundamentó.

Char responsabilizó por el mortal ataque a Villagrán. “Él manejaba y disparaba. Tenía el dominio pleno de la situación. No hay duda que Paliza no es coautor y es inocente”, manifestó. Sobre la posibilidad de riesgo procesal, dijo: “lo que estamos haciendo es condenar de antemano, aniquilando el principio de inocencia”.

Tras la exposición de las partes, el juez Maggio pasó a analizar los pedidos de las partes. La resolución llegó una hora después del comienzo de la audiencia.

“El pedido de la fiscala está correctamente fundado. Están reunidos los requisitos, lo que no atenta contra el principio de inocencia”, consideró el magistrado, que dispuso como límite de la prisión preventiva los 12 meses. Además ordenó el inmediato traslado del imputado al penal de Villa Urquiza.

Char apeló la medida y solicitó que se formara un incidente para que sea elevado a la Cámara de Apelaciones. Maggio resolvió darle lugar a ese trámite en el curso del mismo día.

“Las partes tendrán respuestas rápidas”

El juez Facundo Maggio indicó que el procedimiento realizado por primera vez se desarrolló con normalidad. “Las partes expusieron sus pretensiones. Estuvo presente el imputado y su defensa prestó consentimiento en todo y tuvo pleno conocimiento de todo lo resuelto”, comentó.

“Significa mucho esfuerzo del equipo de trabajo del Juzgado II y mucha celeridad. Se pueden ahorrar dos meses de tiempo para el proceso”, enfatizó el magistrado tras la audiencia.

“Las partes van a tener respuestas más rápidas de la Justicia. Lo que antes demoraba dos meses de trámites ahora podrá ser resuelto en una hora”, manifestó Maggio respecto de la etapa procesal.

El procedimiento

Sobre el procedimiento, aclaró: “es por acuerdo de partes. Una pide -en este caso la defensa del imputado- y la otra debe prestar conformidad. Es bastante operativo. Requiere recursos humanos y técnicos que se irán mejorando con el apoyo del Poder Judicial.  

Patricio Char, a cargo de la defensa  del imputado Alexander Paliza, apeló la medida dispuesta por el juez, quien le dio lugar al pedido del letrado.

Tres horas después, informaron fuentes judiciales, el recurso ya había sido elevado a la Cámara de Apelaciones.

“Con la oralidad se reducen los plazos”

“Con esta audiencia iniciamos el camino a la oralidad. Es un avance muy importante a la aplicación del código en febrero. Me voy con el corazón amplio de felicidad porque se redujeron los plazos. Es beneficioso para el propio imputado, que va a tener una resolución en poco tiempo en caso de conseguir que se revierta la sentencia”, expresó Adriana Giannoni, titular de la Fiscalía Especializada en Homicidios.

Giannoni valoró el paso del proceso escrito al oral a partir de la implementación del nuevo Código Procesal Penal que entrará en vigencia el próximo año.

“Significa terminar con el papel y otorgar transparencia, verle la cara al imputado, escuchar la postura del defensor y del juez es maravillo”, sostuvo.

La audiencia comenzó con un retraso de media hora por las demoras en el traslado del imputado. “Hay que cumplir los horarios; hoy tuvimos una demora. Eso se tiene que aceitar, preparar y convocar en tiempo y en forma para que los tiempos sean acotados”, dijo.

Respecto a la celeridad que imprime a los procesos el nuevo procedimiento, la funcionaria judicial sostuvo: “agiliza totalmente el procedimiento. El papel, además de no tener transparencia, demora muchísimo y entorpece el trámite”.

“Mi defendido se sintió escuchado”

También la defensa del detenido se manifestó complacida con los resultados de la audiencia. “Fue solicitada por esta defensa. Hoy se dio un gran paso, un avance a todo lo que es el sistema procesal penal y se dio en este caso determinado. Contribuye con una mejora, un beneficio para la sociedad, ha sido positivo”, analizó el abogado Patricio Char.

Sobre el modo en que se tramitaban hasta ahora las prisiones preventivas, contó: “Lo que sucedía era que los defensores teníamos impedimentos para ser oídos o para acceder a una copia de los requerimientos de prisión preventiva. Todo ello atentaba contra el principio de inocencia que tienen todos los ciudadanos”.

Char indicó que la nueva modalidad permite a los defensores “ejercer un control de todas las medidas dispuestas a lo largo del proceso”. “Mi defendido, a pesar de confirmarse la medida en su contra, terminó conforme porque se sintió escuchado y eso lo liberó de cualquier duda que podía llegar a tener si el trámite se desarrollaba de manera escrita, que es justamente lo que pretendemos dejar atrás”, destacó. “Hoy fue una prueba piloto. Sirve para tomar con parámetro para la implementación del nuevo Código Procesal Penal. Creo que las voluntades están para que comience a regir a la brevedad”, concluyó.


Comentarios