Pedirán la detención de una amiga de Cynthia, la joven trans asesinada - LA GACETA Tucumán

Pedirán la detención de una amiga de Cynthia, la joven trans asesinada

La familia de la víctima cree que mintió al declarar: “esa noche estuvieron juntas”, aseguran.

17 Oct 2018 Por Francisco Fernández
1

RECLAMO. “Maia sabe qué pasó, pero no lo dice”, aseguró Laura Moreyra. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

La clave del asesinato de la joven trans Cinthya Moreyra (25), estaría en una amiga con la que habría pasado las horas previas a su brutal asesinato. “Ella es la llave del caso”, aseguró Carlos Garmendia, abogado querellante.

Se trata de Maia Agostina Amaya (22). Ella fue quien denunció la desaparición de su amiga. Para la familia de Cynthia, la joven mintió cuando declaró en la Fiscalía VII de Arnoldo Suasnábar.

Garmendia, abogado de la familia, solicitará que sea detenida. Se habría instalado en Buenos Aires a los pocos días del asesinato. El letrado cree que su madre también mintió al prestar declaración y que habría encubierto a su hija para que oculte la verdad en tribunales y luego deje la provincia.

Ocho meses

Anoche se realizó una marcha en plaza Independencia al cumplirse ocho meses del horrendo suceso. Moreyra desapareció el miércoles 14 de febrero. Su cuerpo, descuartizado y guardado en bolsas, fue hallado cinco días después en el fondo de una casa abandonada de calle 9 de Julio al 1.500, en Villa Alem, por un hombre que cultivaba una huerta en esa propiedad en desuso.

“Maia nunca se acercó a mi casa para acompañarnos; nunca recibimos su apoyo. Al contrario, cuando sucedió esto huyó a los pocos días a Buenos Aires. Su madre la encubrió. Ella decía que mi hermana era su gran amiga, pero no dijo la verdad. Ella sabe lo que pasó y no lo dice”, aseguró Laura Moreyra.

La investigación

“Al cumplirse ocho meses del asesinato de mi hermana exigimos el esclarecimiento total del caso. Le pido a la Justicia que continúe avanzando como lo viene haciendo hasta ahora. Cuando todo empezó, no sabíamos nada. Hoy no es así porque hubo una investigación profunda”, agregó.

“Maia declaró en su momento como testigo. Después, seguimos recolectando información. Esos datos nos permiten sostener que mintió. Ella estuvo con Cynthia esa noche. Ella sabe quiénes son los responsables del crimen, o bien participó del hecho”, señaló Garmendia, abogado de la familia.

El letrado adelantó que solicitará en los próximos días la detención de la chica. “No tenemos dudas de que mintió en la fiscalía para encubrir a los asesinos o a sí misma. Sin duda ella sabe: o entregó a Cynthia a sus asesinos o sabe lo que pasó y no lo dice. En cualquiera de los casos es responsable. Si tiene miedo lo debería hacer dicho en su momento. Vamos a pedir su detención”, agregó.

Las últimas horas

En la tarde del 14 de febrero, Cynthia fue a su casa junto a Maia. Buscaron ropa y después se fueron a la casa de Maia. Ambas residían en Banda del Río Salí, aunque en diferentes barrios.

Cynthia vivía junto a su familia en un domicilio del barrio Fátima, en el Ingenio San Juan.

“Dijeron que iban a una fiesta esa noche. Pero cuando Maia declaró, dijo que no salieron juntas porque ella se demoró. ‘No la vi, no sé nada’, declaró”, contó Laura. “Su madre también miente. Realizaron declaraciones que son idénticas, son estudiadas, claramente falsas. Hay testigos que vieron a las chicas en la zona de El Bajo”, expresó Garmendia.

Sospechas

Las hipótesis de un crimen vinculado al negocio de la prostitución o de las drogas son las más fuertes para los investigadores. En el caso trabajó personal de la División Homicidios y del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del Ministerio Público.

“La estrangularon y le dieron dos puñaladas. Ese ensañamiento de parte de los asesinos fue para borrar pruebas. Cynthia fue ultimada en otro lugar y luego abandonaron el cuerpo donde fue hallado”, concluyó Garmendia.

Comentarios