A la cabeza: “ponytails” y mucho flequillo

Muchas tendencias nacen en esas pasarelas. ¿Qué más se viene? Un estilista tucumano cuenta cuáles son las tendencias para las mujeres para esta temporada. El “cream soda” es el color que se impone.

13 Oct 2018

¿Qué dicen las capitales de la moda sobre las tendencias para esta primavera verano 2019? La respuesta traerá tendencias que pueden llegar a Tucumán o no. Pero vale la pena saber qué pasó en las pasarelas de las fashion weeks para captar al momento si lo que compramos es coincidencia o pura casualidad con lo que pasó en París, Milán, Nueva York y Londres.

La Gran Manzana ha dicho que los flecos se siguen llevando en trajes de noche y que los colores estridentes, pasteles y estampados florales no deben faltar. Trajes sastres muy ajustados, quizás hasta incómodos, eligieron Tom Ford, Raf Simons y Marc Jacobs. Con sus diseños le dicen adiós al estilo deportivo.

Por su parte, París, comentó que en sus pasarelas sobraron figuras abuchonadas (como en el espectacular desfile de Saint Laurent). Y ganaron también, con un claro contraste, los trajes sastre XL (en todos los colores que se puedan ocurrir, con faldas o pantalones anchos y largos) y figuras tan femeninas y sutiles en las que las transparencias de las gasas, crepe de seda o tul señalaron que la piel debe manifestarse. Para las revistas especializadas, el animal print es el estampado de la temporada. Rochas lo propuso en gran parte de su colección.

Milán opinó que las mujeres son aventureras, y que por ello les sientan bien los trajes de dos piezas de pantalón y faldas lápiz, en gabardinas de colores neutros (estilo safari, aunque siempre aparece el amarillo para romper sutilezas) e inspiraciones deportivas. Por eso abundaron las riñoneras para reemplazar a las carteras, que marcan cinturas. Las calzas cortas se llevan con stilettos, según Fendi.

Londres tiene nombres que responden la pregunta inicial de esta crónica con nombre propio. Por ejemplo, la ex Spice Girls, Victoria Beckham, dice que los pantalones son clave en el vestuario femenino. Y propuso uno en particular: de crêpe delgados con una abertura en forma de V en el dobladillo delantero. Esa prenda apareció 11 veces en diferentes colores. En la capital inglesa, la pasarela no abandonó el “activismo”. Por ejemplo, Nicholas Kirkwood sorprendió con “Hacking and Activism, una performance escénica protagonizada por Rose McGowan (una de las primeras mujeres en denunciar los abusos sexuales de Harvey Weinsten).

La armonía perfecta entre lo claro y lo oscuro es la tendencia en coloración para el pelo, según explica el estilista tucumano Daniel Rodríguez. El nombre de lo que “todas” quieren llevar en la cabeza es cream soda, que se crea a partir de tres colores: rubio dorado, beige y light brown.“Es un efecto algo parecido al caramelo, al dulce. Es una tendencia de colores claros y oscuros, lo que aporta profundidad y volumen”, detalla.

En cuanto al styling, las ondas beach waves se van a usar tanto para el día como para la noche. El estilista explica que son sutiles, al estilo playeras, para lograr un look muy fresco. Otro peinado en boga: las ponytails (colitas) con todo tipo de hebillas o pañuelos. Sobre los cortes, destacó los desmechados, rebajados, para generar ondas, y mucho flequillo en diferentes largos. Son cortes con mucha personalidad.

Comentarios