Arrancó 50 centavos abajo, pero subió el dólar al cierre de una semana positiva

13 Oct 2018
1

MEJORES CIFRAS. El dólar cayó 3,3% durante la semana y un 10,3% desde el inicio de la nueva política monetaria con la llegada de Sandleris. REUTERS

El dólar se movió ayer como en una montaña rusa, y terminó en alza tras retroceder 50 centavos durante la mañana. La nota de color la dio la tasa de Leliq que bajó a los niveles que tenía a principios de este mes. El dólar minorista tras pisar los $ 37, terminó a $ 37,60, 10 centavos más que en el cierre del jueves.

El dólar mayorista tuvo un comportamiento similar: finalizó 18 centavos arriba a $ 36,75, luego de marcar un piso de $ 36,05 durante la mañana, y un techo de $ 36,80. De esta manera, en la semana acumuló una baja de poco más de $ 1.

El dólar blue, en tanto, cayó a $ 37,80. El volumen operado en el segmento contado fue de U$S 461,261 millones, mientras que en futuros MAE se movieron U$S 35 millones.

El dólar descendió un 3,3% a $ 37,60 durante la semana en bancos y casas de cambio de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, con lo que acumula una baja del 7,75% desde el inicio de la nueva política monetaria, el primero de octubre.

En la jornada de ayer, después de la licitación de Letes de Liquidez (Leliq) donde el Banco Central recortó las tasas, la moneda estadounidense se recuperó y terminó con una caída de sólo 17 centavos, tras haber tocado su mínimo en los $ 37,23.

El mercado minorista no llegó a acompañar la tendencia del segmento en el que operan bancos y agentes de comercio exterior, en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambio (MULC), donde la divisa se dio vuelta y subió 18 centavos a $ 36,75 luego de que la autoridad monetaria subastó las Leliq a 7 días por un total de $ 103.303 millones, a una tasa promedio de 71,9%, la más baja pagada en la semana. El retorno máximo se ubicó en el 73,9%.

De esta manera, desde el 1 de octubre, fecha en la que se puso en marcha el sistema de subastas diarias de Leliq, la tasa del 67,7% con la que se inició ese “plan Sandleris”, tocó el máximo de 73,5% el lunes pasado y retrocedió en la semana 1,6 puntos. Con este esquema, el Banco Central de la República Argentina lleva absorbidos 7.740 millones de pesos.

Comportamiento dispar

La divisa estadounidense tuvo un recorrido dispar y con fuerte variación, producto de bruscos cambios de tendencia en otra jornada con escaso volumen de negocios. Es que, después de una fuerte baja inicial que presagiaba una profundización de la caída del cierre previo, los precios experimentaron una importante reacción que los acomodó sobre el final en un nivel superior al alcanzado en la sesión del jueves.

El acentuado dominio de la oferta estuvo vigente en el primer tramo de la jornada, lapso en el que los valores retrocedieron fuertemente hasta tocar mínimos en los $ 36,05, es decir 52 centavos por debajo del final anterior. Los altibajos en la cotización fueron constantes durante gran parte del desarrollo del día pero en un nivel siempre inferior al del cierre anterior.

Luego de conocido el resultado de la licitación, que reflejó un tibio recorte en el nivel de las tasas de interés, apareció la demanda por cobertura con impacto en la cotización en un escenario con menos oferta residual. Esta reacción llevó los precios a tocar máximos en los $ 36,80 en los minutos previos al cierre.

Con esta pequeña reacción, terminó el ajuste del tipo de cambio en la semana que concluyó. En este período, los precios de la moneda estadounidense acumularon una baja de $ 1,09 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado, anotando la segunda baja semanal consecutiva que los alejó de los máximos históricos del 28 de septiembre pasado.

Las reservas

En cuanto a la menor voracidad por el dólar, el informe cambiario del Banco Central indica que la demanda de divisas para atesoramiento cayó a la mitad de los volúmenes que se negociaban. “Se ve una tendencia de los ahorristas a vender más dólares en las sucursales”, afirmó el director de banca mayorista del Banco Comafi, Fabio Saraniti. “Ahora estamos terminando con saldo neto en la compra-venta de billetes con los clientes”, indicó.

Por su lado, el analista Gustavo Quintana puntualizó que “la semana próxima tendrá un día menos de operaciones y coincidirá el primer día operativo con el vencimiento de las LEBAC, una situación que podrá tener decisiva influencia en la evolución de los precios del dólar en la segunda quincena del mes”.

Por último, se informó ayer que las reservas del Banco Central repuntaron el jueves en unos U$S 102 millones, para llegar a los U$S 48.869 millones. (Infobae/Ámbito/Perfil)

En Esta Nota

Crisis económica
Comentarios