Marti Coll fue a la Fiscalía mientras Macri visitaba Jujuy

El senador Snopek (h), defensor del acusado, pidió explicaciones al mandatario Morales. Después de estar prófugo durante un mes, el esposo de la futura primera dama jujeña compareció en la causa que ella inició.

18 Ago 2018
1

ENCUENTRO EN PURMAMARCA. Tulia Snopek (segunda desde la izq.), el gobernador jujeño Gerardo Morales y el presidente Mauricio Macri dialogan ayer con empresarios y con profesionales que desarrollaron una aplicación tecnológica para ayudar a personas con disminución auditiva. twitter @MoralesGerardo1

Mientras el presidente Mauricio Macri visitaba la Quebrada de Humahuaca junto a su gabinete, al gobernador Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), y a la futura esposa de este y funcionaria pública Tulia Snopek, el abogado tucumano Carlos Marti Coll entraba por primera vez en la Fiscalía de Aldo Lozano, en San Salvador de Jujuy. Después de haber estado prófugo durante un mes, Marti Coll tomó contacto oficialmente con las actuaciones relativas a la supuesta retención indebida de una camioneta que había articulado Tulia Snopek, su todavía cónyuge. Esa causa dio pie a que el senador justicialista Guillermo Snopek (h) y defensor de Marti Coll dijera este mes en la Cámara Alta que en Jujuy no existía el Estado de Derecho y acusara a Morales de usar a la Justicia en su propio beneficio.

“Marti Coll pudo presentarse en la Fiscalía gracias a la exposición de su caso: recién cuando se supo qué pasaba, el fiscal y el juez (Isidoro Cruz) desistieron de detenerlo por un delito que no existe”, manifestó ayer el senador, que es hermano de Tulia Snopek. Pero enseguida afirmó que la situación de indefensión proseguía y que una prueba de ello era la decisión del Superior Tribunal de Justicia que confirmó la sentencia de divorcio que el gobernador precisa para celebrar la boda prevista para el 15 de noviembre. Snopek (h) dijo que el Superior Tribunal falló con el voto de una sola jueza, Beatriz Altamirano, que debió excusarse por haber sido legisladora radical y rival suya en el Poder Legislativo provincial (se informa por separado).

“La Justicia penal dio un giro y aflojó la presión sobre Marti Coll, pero falta la palabra de Morales. Yo le pido que dé las explicaciones que debe y que deje de intentar despegarse de la crisis institucional que generó”, manifestó el senador en un diálogo telefónico. Al respecto, Snopek (h) corroboró la versión de su aún cuñado sobre la reunión celebrada el 27 de julio para tratar de “arreglar” el conflicto. El dirigente peronista dijo que el encuentro tuvo lugar en el estudio de Nivea del Valle Adera, abogada civilista de su hermana, y que Morales también participó: “el gobernador ingresó a la oficina, yo lo saludé, pero él comenzó a despotricar y a cuestionar que representara al ‘delincuente’ de Marti Coll, a quien tildó de ‘monotributista que quería quedarse con el dinero de Tulia Snopek’. Cuando el mandatario dijo que Marti Coll era un violento, yo le pedí que lo denunciara. Entonces, él repondió: ‘calláte, no me provoqués, lo arreglemos afuera como hombres’. Adera intervino y le recordó que estábamos ahí para conciliar. Entonces, Morales se fue”. La abogada de Tulia Snopek negó dos veces a LA GACETA que esa reunión haya existido y aseguró que el gobernador no se había involucrado personalmente en los pleitos de su pareja.

Snopek (h) dijo que él defendía a Marti Coll porque cualquiera podía estar en su lugar: “arman causas penales para perseguir. Ya hemos soportado el uso de la Justicia a título político, ahora es particular. Yo quiero que (la dirigente kirchnerista) Milagro Sala, que nos tuvo de rehenes, responda por sus actos, pero en el ámbito de un proceso transparente y justo. Es el mismo reclamo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Comentarios