Bailando por un sueño en La Madrid

01 Ago 2018

La solución para algunos de los problemas de los vecinos de La Madrid podría estar cerca. Pero no vendrá ni por el Gobierno nacional ni por el provincial, que prometieron sacar del olvido y del miedo al puñado de miles de vecinos de esa localidad. Será la televisión la que, por ejemplo, posiblemente le arregle la escuela.

En esos pagos estará mañana la productora de Marcelo Tinelli para mostrar el desastre edilicio y de equipamiento que exhibe la escuela Número 71 Provincia de Jujuy. Una pareja del Bailando por un Sueño edición 2018 (aún no se sabe cuál) buscará cumplir el deseo de los madrileños de reequipar el establecimiento que, como casi todo en aquel terruño, quedó devastado. Específicamente, la dupla en cuestión bailará para edificar el techo de la galería y un patio deportivo en la escuela. Ello si resultan ganadores o si algún alma caritativa se compadece de esos estudiantes y les cumple el sueño. Porque hoy las necesidades de la gente parecen depender de la caridad y no de políticas de Estado que apunten a solucionar -y primero conocer- la realidad y las necesidades de quienes la pasan mal. En la Número 71 tampoco hay laboratorio ni computadoras ni nada. El agua dejó la escuela como un páramo.

En el informe de mayo del jefe de Gabinete ante el Congreso, Marcos Peña había ratificado obras para La Madrid y había especificado que estaban a la espera de datos y proyectos de la provincia. Detalló que el 3 de mayo se publicó en el Boletín oficial el llamado a presentación de ofertas del concurso público N°1 para generar un plan de sistematización de las cuencas de los ríos Marapa y San Francisco. Sin embargo, esa obra no registra avances. “Como no se tiene aún proyecto de las obras, por tratarse de intervenciones paliativas sobre los cauces, la Provincia se compromete a hacerse cargo de la diferencia pecuniaria, en caso de que ella existiere”, añade la Jefatura de Gabinete.

También apunta a la administración provincial y alerta: “es fundamental que la Provincia culmine la entrega de la documentación, toda vez que la autoridad provincial es quien licita y ejecuta la obra”.

En el tira y afloja entre la Nación y Tucumán, el equipo de Peña dice que a través del fondo hídrico está previsto financiar las obras de terraplenes de protección La Madrid, a través de un proyecto de $ 76,5 millones. “Estamos requiriendo a la Provincia la documentación faltante para elaborar el convenio”, dice la Jefatura de Gabinete. Otro tanto especifica sobre $ 14 millones comprometidos por Fonplata para obras hídricas en La Madrid, que la Nación habría pedido a la Provincia que utilice exclusivamente para ese fin y que especifique qué trabajos se realizarían. El listado nunca apareció.

La promesa incumplida que más había ilusionado a los madrileños era la de la construcción de 200 viviendas. En ese ítem apenas se menciona un “estamos trabajando” (literal) “sobre los proyectos para las viviendas necesarias”.

En la era de la posverdad, Nación y Provincia se convirtieron en expertos en contar sólo la porción de la realidad que más le conviene a cada uno. Por eso la esperanza del pueblo está en Tinelli.

Pum para abajo

En Cambiemos ya asumieron que su color no es más el amarillo, sino el rojo. Están en rojo los números de la economía, de las cuentas fiscales, de la balanza comercial, de la pobreza, de la inflación y de casi todo indicador financiero. También exhiben ese color los datos sobre la imagen de Mauricio Macri y de la administración nacional en general. Al tsunami de encuestas de las últimas semanas (que se reflejaron en este espacio) se suman otras que ratifican algo palpable: el Presidente atraviesa su peor momento.

En la Casa Rosada hojean el trabajo de la Universidad de San Andrés sobre Satisfacción Política y Opinión Pública y a varios les provocó dolor de cabeza. El relevamiento muestra que seis de cada 10 personas desaprueban mucho (4) o algo (2) la gestión presidencial. Lo que es más grave aún, en el grupo etario de la denominada “generación Y” están los más desilusionados con Macri (casi siete de cada 10). Son la franja de jóvenes y jóvenes maduros, muy influyentes en la toma de decisiones de la sociedad en general. Un aliciente para el Gobierno: el poder menos desprestigiado es el Ejecutivo Nacional (74% está disconforme con su desempeño, un índice igualmente elevadísimo), seguido por el Senado (79%), por Diputados (80%) y por la Justicia, que encabeza el mal ranking con el 83% de desaprobación a su desempeño.

¿Qué comparten Cristina Fernández, Luis Barrionuevo y Macri? El podio en el índice de imagen “muy mala”. Son los tres peor vistos, con Cristina a la cabeza (57%), seguida por el gastronómico (35%) y por el Presidente (33%).

Así son los números de la Argentina bipolar.

Comentarios