Unicef: cada tres minutos, una niña se infecta con VIH

Datos de la Conferencia sobre SIDA.

26 Jul 2018
1

AMSTERDAM, Holanda.- Los adolescentes, particularmente las mujeres, son el sector de la población más afectada por la epidemia global de SIDA y alrededor de 30 personas entre 15 y 19 años infectan con VIH cada hora, según un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). De las 30 infecciones cada hora entre jóvenes en 2017, alrededor de 20 (dos tercios), correspondieron a mujeres, lo que representa una “crisis de salud”.

Aunque ha habido un avance sustancial en el combate al SIDA en las últimas dos décadas, el fracaso a la hora de impedir tantas nuevas infecciones entre niños y adolescentes está frenando esos esfuerzos, según el informe.

Temprana edad

Según el documento, la propagación de la epidemia entre las adolescentes está fomentada por el sexo a temprana edad, las relaciones forzadas, la pobreza y la falta de acceso a asesoramiento confidencial y servicios de pruebas.

“En la mayoría de los países, las mujeres y las niñas carecen de acceso a la información y a servicios, o incluso sólo al poder de decir no al sexo inseguro”, comentó la directora ejecutiva de la Unicef, Henrietta Fore.

“El VIH se propaga entre los más vulnerables y marginados, lo que deja a las adolescentes en el centro de la crisis”, agregó.

El reporte de la Unicef, presentado el miércoles en una conferencia en Ámsterdam, sostiene que 130.000 niños menores de 19 años murieron de SIDA el año pasado, mientras que 430.000 -casi 50 por hora- fueron infectadas.

Los adolescentes de entre 10 y 19 años responden por casi dos tercios de los tres millones de individuos menores de 19 años que viven con VIH. Y mientras las muertes vinculadas al SIDA entre todos los otros grupos etarios han estado cayendo desde 2010, no han registrado una merma en los adolescentes de entre 15 y 19 años.

Empoderamiento

Angelique Kidjo, una embajadora de buena voluntad de la Unicef que contribuyó al reporte, afirmó que el empoderamiento económico y la educación son cruciales.

“Tenemos que hacer que las adolescentes y las mujeres sean estables económicamente para que no tengan que recurrir al trabajo sexual”, comentó. “Tenemos que asegurarnos que tengan la información sobre cómo se transmite el VIH y cómo protegerse”, agregó. (Reuters-DPA)

Comentarios