Una mujer, su hija y su nieto fueron asesinados a puñaladas en Mendoza

El novio de una de las víctimas está detenido. Tenía sangre en las zapatillas.

23 Jul 2018
2

FOTO/MENDOZA ONLINE

Un nuevo y terrible hecho de sangre se registró en Mendoza esta madrugada. En Maipú, dos mujeres y un niño fueron asesinados. Se trata de Yariel Bruno (4), su tía Karen Arenas (22) y su abuela Alejandra Ferreyra (48).
Los cuerpos del niño y las mujeres fueron hallados en la casa 18 de la Manzana F del barrio Bandera Argentina, de Maipú. Según fuentes policiales, tenían heridas de arma blanca. 
El hallazgo de esta dramática escena se produjo alrededor de la 1.30 de este lunes, cuando la madre del pequeño regresó a la vivienda y encontró asesinados a su hijo, su hermana y su madre.
A raíz del hecho, la Policía detuvo a un joven de 23 años, novio de Karen Arenas (una de las víctimas). Se trata de Ezequiel Ledesma, quien tenía manchas de sangre en sus zapatillas.
"Están inculpándolo injustamente. Él estuvo con sus amigos hasta muy tarde. No es culpable, siempre estuvo muy pendiente de ella (Karen)", dijo Nora, la madre del hombre que está detenido.
Además, la mujer justificó las manchas de sangre en la ropa de su hijo. Según dijo a la prensa, las marcas las provocó un perro caniche que tenían, el cual estuvo en el lugar del homicidio y luego manchó el calzado deportivo del hijo. 

Dos mujeres y un niño fueron asesinados a puñaladas en Maipú, provincia de Mendoza. Por el triple crimen fue detenido un joven de 23 años, quien tenía una relación amorosa con una de las víctimas.

Un test complicaría al policía preso por la muerte de su mujer

La primera en llegar a la casa y encontrarse con los cuerpos fue la madre del niño de cuatro años, quien entró a la vivienda alrededor de la 1.30. Así la mujer descubrió que el pequeño Yariel Bruno había sido asesinado a puñaladas, al igual que la hermana de esta, Karen Arenas, de 22 años, y su madre, Alejandra Ferreyra, de 48.

El principal sospechoso es Ezequiel Ledesma, quien era novio de Karen Arenas y se encuentra detenido. Según informaron medios locales, cuando lo atrapó la Policía, el joven tenía manchas de sangre en sus zapatillas.

Sin embargo, la madre del acusado, Nora, salió a defender a su hijo ante la prensa. "Están inculpándolo injustamente. Él estuvo con sus amigos hasta muy tarde. No es culpable, siempre estuvo muy pendiente de ella (Karen)", aseguró.

Karen, Yariel y Alejandra.

Respecto a las manchas de sangre que tenía su hijo, la mujer afirmó que fueron provocadas por un perro caniche que tenían, el cual estuvo en el lugar del triple homicidio y luego manchó el calzado deportivo del joven. 

Comentarios