Al menos nueve ediles del interior se quedan sin el partido que los había postulado

Ya rige la ley que eliminó las agrupaciones partidarias municipales y comunales; tendrá impacto en al menos seis de los concejos deliberantes.

23 Jul 2018
1

El gobernador, Juan Manzur, promulgó la ley 9.111, publicada el viernes pasado en el Boletín Oficial de la Provincia, y con esto activó la primera reforma al sistema electoral y político. Para los comicios del año próximo, debido a esta normativa, quedarán eliminados los partidos municipales y comunales, que suman cerca de 600 organizaciones reconocidas por la Junta Electoral Provincial (JEP).

De esta manera, los candidatos para la contienda local de 2019 sólo podrán participar mediante partidos provinciales, que en la actualidad rondan las 70 agrupaciones (además de otras 25 registradas ante la Justicia Federal, entre nacionales y de distrito).

De un plumazo eliminaron casi 600 partidos políticos de Tucumán

En la última sesión, celebrada hace 19 días, el Poder Legislativo puso en consideración el proyecto que había enviado Manzur el 21 de marzo pasado, en el marco de la reforma electoral anunciada en 2016. Además de eliminar los partidos municipales y comunales, la norma establece que los armados provinciales tendrán un plazo de hasta 180 días previos a los comicios para su reconocimiento por el órgano electoral, entre otras disposiciones. El legislador peronista Roque Cativa (bloque Tucumán Crece) había defendido la norma en el recinto. “Lo que estamos haciendo es garantizar la claridad de la elección; es decir, la claridad de los electores para comprender las opciones políticas que se le ofrecen. Contra esa claridad conspira la multiplicación exponencial de fuerzas políticas. No quiero entablar aquí una discusión semántica, sino de sentido común. No ayuda al principio al principio democrático de la claridad que haya más de 1.000 partidos políticos en nuestra provincia, y esa es la proyección estimada por la JEP en el informe enviado a la Legislatura en diciembre de 2015”, afirmó Cativa.

Cano tildó de mamarracho la reforma política y afirmó que volvería al Plan Belgrano

Con la ley 9.111 en vigencia, que fueron electos concejales en 2015 quedarán sin los partidos municipales que los habían postulado. Según constató LA GACETA, estos casos se darían en Yerba Buena, con los concejales Marcelo Rojas y José Macome (Compromiso Yerba Buena); en Burruyacu, con Andrea del Valle Cruz (Burruyacu y su Gente); en Simoca, con los escaños obtenidos por Darío Antonio Castro (Gente Nueva de Simoca) y Pedro Daniel González (Dignidad Simoqueña); en Concepción, con las bancas logradas por Laura Vanesa Cabrera (Concepción Somos Todos) y Carlos Sergio Castillo (Concepción en Acción); en Monteros, con Gonzalo David Racedo (Corriente Regional Monteros); y en Tafí del Valle, con Daniel Eduardo Arnedo (Frente Renovador Valle Calchaquí), entre otros cuerpos vecinales.

En concreto, la eliminación de los respectivos partidos no implica que los dirigentes se vean impedidos de participar en 2019. Rojas y Macome, por ejemplo, podrían buscar una postulación mediante el PRO-Cambiemos, al igual que los ediles del peronismo en el PJ. Sin embargo, los macristas de Yerba Buena anticiparon que están analizando si concurren a la Justicia, dado que consideran vulneradas garantías y disposiciones constitucionales.

Comentarios