Campero: “podríamos prestarle fondos a la Provincia”

Reclamó que se rediscuta el sistema de coparticipación. Junto a los intendentes de Cambiemos, el conductor de Yerba Buena pide a la Provincia una mayor redistribución de fondos.

22 Jul 2018
1

RECURRENTE. Campero volvió a pedir más fondos para los municipios. la gaceta / foto de franco vera

A un año de las elecciones provinciales, desde el grupo de intendentes de Cambiemos volvieron a reclamar contra el régimen de distribución de fondos nacionales y provinciales. El radical Mariano Campero (Yerba Buena), criticó el esquema de reparto de recursos entre las intendencias y comunas rurales. “No hay una diferencia en la distribución de coparticipación entre los municipios de Cambiemos y los demás. Hay una discreción con todos los municipios y comunas. En algunos casos hay comunas que reciben entre $ 40.000 y $ 50.000 para gobernar y no pueden reclamar de manera pública”, achacó el jefe vecinal. “Con una buena ley de Coparticipación no existiría este problema”, achacó.

La distribución de la coparticipación (sistema por el que se reparte el dinero recaudado por impuestos nacionales y provinciales) está regida en Tucumán por la ley N° 6.316, sancionada en 1991. La norma establece que el 16,5% de los fondos nacionales son redistribuidos: el 13,05% se reparte entre 19 intendencias y el 3,45% se divide en 93 comunas. A su vez, sólo se reparten provincialmente el impuesto inmobiliario y del automotor, dejando fuera de la distribución a Ingresos Brutos.

“Confío en que se pueda modificar la ley, pero dependerá de muchas cuestiones, como las elecciones. Los reclamos de los vecinos van primero a los intendentes. Sin embargo, los vecinos acá pagan un impuesto y gran parte de esa recaudación va a la Nación, una proporción menor a las provincias y una menor parte a los fondos de las ciudades. Entonces al final la Provincia y cada municipio realiza un pacto”, planteó Campero, en referencia al Pacto Social. Se trata del acuerdo por el que intendencias y comunas ceden la coparticipación nacional a cambio de que la Provincia garantice el pago de sueldos y financie obras. “En nuestro caso ahora tenemos un buen pacto, a diferencia del primer año de gestión. Me parece que debería haber una ley para que no se necesite de un buen pacto”, continuó.

El intendente de Yerba Buena explicó que el municipio que conduce es “solidario”, porque el esquema de distribución desactualizado lo perjudica. “Si tomamos cualquier ítem a nivel nacional de la coparticiapción podríamos incluso tener fondos para prestarle a la Provincia. En Automotores Yerba Buena debe ser la ciudad que más autos tiene por familia en la provincia, y en la gama importada calculo que igual. Lo mismo en cuanto a la valuación de los terrenos. Somos la ciudad más poblada después de la capital, a diferencia de hace 40 años cuando estábamos octavos, cuando se fijaron las pautas de distribución. Desde ahí que digo que somos generosos”, ironizó. Y agregó: “esperamos esta discusión y sino... cuando ganemos”, chicaneó.

El esquema criticado

De acuerdo a un informe de la consultora Economía y Regiones, fundada por el ministro de Interior Rogelio Frigerio, Tucumán se encuentra dentro del pelotón de provincias que menos recursos reparte entre sus municipios. Del mismo informe se desprende que Chubut, San Luis y Tucumán son los tres distritos que no coparticipan Ingresos Brutos. Catamarca y Tierra del Fuego encabezan las siete provincias que más recursos distribuyen entre sus municipios, con el 25% cada una. Buenos Aires distribuye entre 135 intendencias el 16,14% de recursos nacionales, y mantiene el mismo porcentaje para redistribuir la recaudación de Ingresos Brutos. Tucumán se encuentra debajo del promedio nacional de coparticipación federal en los municipios según el informe: 14,8%.

Campero, Germán Alfaro (San Miguel de Tucumán), Roberto Sánchez (Concepción) y Sebastían Salazar (Bella Vista), habían protestado para que se replantee el reparto de la torta de recursos en 2016. “No es viable hoy (coparticipar Ingresos Brutos). Hay cuestiones en las cuales se puede avanzar y otras en las que no está previsto. Hay que ser prudente, hay que tener una dosis de razonabilidad”, había dado por cerrado el tema el gobernador Juan Manzur.

En Esta Nota

Mariano Campero
Comentarios