Un paseo que no se terminó por disputas políticas

La Municipalidad de la capital todavía trabaja para finalizar una obra.

19 Jul 2018
1

PASEO DEL BICENTENARIO. Actualmente, la Municipalidad trabaja en acondicionar el sector de la calle Suipacha.

“El problema fueron las diferencias políticas. La mala relación entre la Provincia y el Municipio perjudicó los proyectos y demoró las obras”. Palabras más, palabras menos, tanto ex funcionarios provinciales como representantes de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán brindaron esa explicación sobre por qué no se ha concretado el Paseo del Bicentenario.

Esa obra, en las calles Marco Avellaneda y Suipacha, consta de dos túneles para vehículos y de puentes peatonales. Sin embargo, hace más de 10 años se anunció que los trabajos también abarcarían otros dos túneles -en la calle San Martín y en la calle Corrientes-, que la Marco Avellaneda se convertiría en una avenida doble mano, y que los espacios de la zona serían parquizados. “Han prometido cosas que iban a hacer del Bicentenario, pero no se ve nada”, comentó Facundo Moreno, quien trabaja en el ferrocarril.

El ex secretario de Obras Públicas de la Provincia (2003-2015) durante el gobierno del senador José Alperovich, Oscar Mirkin, hizo énfasis en que el proyecto licitado se concretó, en referencia a los dos túneles construidos en las calles Mendoza y Córdoba. “En todo caso está inconcluso en la parte que le compete al Municipio de la ciudad de San Miguel de Tucumán, y que entiendo que por diferencias políticas, lamentablemente, el Municipio ‘medio’ que está en el olvido con la conclusión de esta obra”, sostuvo. El ex funcionario también aprovechó para arremeter contra quienes criticaron su gestión. Luego de afirmar que la obra fue llevada a cabo con un presupuesto austero, resaltó que “la gente por ahí habla sin saber”. “Como la senadora (Silvia) Elías de Pérez, que se dedicó a poner denuncias por cualquier cosa”, remató.

El subsecretario de Planificación Urbana de la intendencia capitalina, Luis Lobo Chaklián, atribuyó a la Provincia las demoras que sufrió esta iniciativa. “En el 2008 ya estaba el proyecto desarrollado, pero las incompatibilidades políticas entre provincia y municipio empiezan a surgir, lo que hizo que esto se demore tanto tiempo”, declaró.

Al respecto, reconoció que la provincia terminó con los túneles que debía construir y agregó que la intendencia está trabajando por llevar a cabo las tareas de parquizado en el sector.

Cuando “Panorama Tucumano” acudió al lugar, una máquina estaba trabajando en la calle Suipacha. Sin embargo, la calle Marco Avellaneda aún está lejos de ser un atractivo lugar de esparcimiento para los vecinos. Hay escombros en donde debería haber césped, hierros en donde debería haber equipamiento urbano y basura donde podría haber juegos infantiles.

El ex centro cultural Juan B. Terán es otro de los íconos de la desolación que invade la zona. Parcialmente demolido durante la construcción de los túneles, hoy está rodeado de escombros y le faltan puertas y ventanas. Aún así, sirve de refugio para quienes carecen de un lugar donde resguardarse. “Creemos que ese sector podrían aparecer algunas actividades para descentralizar las oficinas o reparticiones que tiene la ´Municipalidad. Pero no tiene una definición”, explicó Lobo Chaklián.

Comentarios