Horas de esperanza y temor en Tailandia

El rescate de cuatro de los chicos atrapados en una cueva fue exitoso, pero tuvieron que suspender las tareas para reponer oxígeno. El operativo para sacar al el equipo juvenil de fútbol se reanudará hoy. Se pudo drenar bajar el nivel del agua dentro de la caverna.

09 Jul 2018

CHIANG RAI, Tailandia.- Cuatro de los 13 jóvenes atrapados en Tailandia fueron sacados ayer de la cueva en la que se encontraban desde hace 16 días. El operativo para rescatar a los restantes se retomará hoy.

Tres de los chicos fueron trasladados en helicóptero a un hospital y el cuarto en ambulancia, dijo Narongsak Osottanakorn, gobernador provincial de Chiang Rai y responsable máximo del operativo de rescate.

Los nueve jóvenes restantes todavía se encuentran dentro de la cueva, a cuatro kilómetros de la salida, informó el gobernador.

Poco antes, un representante del Departamento de Prevención de Desastres había dicho que habían rescatado a seis de los chicos, pero el gobernador no confirmó esa información. “Fuimos más rápido de lo esperado” y “la operación transcurrió sin problemas”, explicó el Narongsak.


Las tareas seguirán dentro de 10 o 20 horas, añadió, ya que los buzos necesitan reponer las existencias de oxígeno utilizadas durante la primera fase del rescate.

Durante el operativo todos los jóvenes utilizaron máscaras para respirar y fueron guiados por los buzos a lo largo del túnel, señaló.

El grupo, integrado por 12 chicos de entre 11 y 16 años de un equipo de fútbol y su entrenador, de 25, está atrapado desde el 23 de junio en el interior de la cueva Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en una región próxima a la frontera con Myanmar. El 2 de julio fueron localizados por los equipos de rescate.

Rescatan a cuatro de los chicos atrapados desde hace 15 días en la cueva de Tailandia

Los chicos y su entrenador fueron de excursión a la cueva tras un entrenamiento de fútbol, pero una inundación repentina los sorprendió y quedaron aislados a cuatro kilómetros de la entrada.

Partes de la cueva estuvieron en los últimos días cubiertas de agua y los buzos profesionales que participan en el rescate necesitaban entre cinco y seis horas para completar el trayecto. Los niveles de agua dentro de la caverna bajaron lo suficiente en los últimos días gracias a los esfuerzos de drenaje. Por eso se tomó la arriesgada decisión de intentar el rescate ante el temor de que el nivel del agua pudiese volver a subir si se producen nuevas lluvias. Además, el nivel de oxígeno también se redujo desde un 21%, un nivel normal, a un 15%.

El “Día D”

“Confirmo que estamos listos para la operación”, indicó a primera hora de ayer el gobernador Narongsak. “El tiempo es bueno. El nivel del agua es bueno. Los buzos están listos. Los niños están física, emocional y mentalmente listos para salir”, declaró.

“El día D (...) Se acerca una nueva tormenta. Si esperamos, tendremos que volver a bombear el agua” de la cueva, añadió.

Según el plan, cada uno de los niños será escoltado fuera de la cueva por uno o dos buzos. En total participan en el rescate 18 buzos, 13 de ellos extranjeros y cinco tailandeses.

Operativo rescate en Tailandia: “estamos sanos y fuertes, queremos ir directamente a casa”

La peligrosidad del recorrido quedó en evidencia el viernes, cuando un buzo tailandés murió mientras volvía de colocar bombonas de oxígeno en la cueva, por causas que se desconocen.

Los equipos de rescate han estado trabajando frenéticamente para apartar piedras y otros obstáculos del camino de salida.

Las corrientes de agua dentro de la cueva en los últimos días han sido fuertes, la visibilidad era inexistente por sectores y la ruta se complicaba por muchos pasajes estrechos y rocas afiladas. Además, algunos de los niños atrapados no saben nadar. (DPA)

En Esta Nota

Tailandia
Comentarios