Según Popi Quintero, “la premisa es cantar canciones que nos emocionan”

Pone la voz por su trío, Aca Seca, que presenta nuevo disco en el XX Julio Cultural, y en el Centro Cultural Virla.

07 Jul 2018
1

20 AÑOS JUNTOS. El proyecto Aca Seca evoluciona desde sus inicios en la música popular argentina. Foto de Cesar Urreaga.

HOY

• A las 22, en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).

Los chicos crecen, en la vida y en la música, como Mariano Cantero, Andrés Beeuwsaert y Juan Popi Quintero, que armaron el trío Aca Seca hace ¡20 años! y hoy presentan su disco “Trino” en el Virla. Quintero, que juega de local, habló con LA GACETA.

- ¿Por qué trinan?

- Por un lado, por el canto de los pájaros, pero por otro es un juego porque venimos tocando juntos desde hace 20 años, y en los discos siempre hubo participaciones, a pesar de que somos un trío bien cerrado. Como esta es la primera vez que grabamos un disco en el que realmente estamos solos (y nos dimos cuenta a la mitad de la grabación) entró la sonoridad y el juego de palabras trío-trino: recién ahora presentamos el sonido de los tres.

- ¿Qué cambia en “Trino”?

- Respecto de “Hermanos” (el disco anterior, la diferencia es que estamos en octeto con el quinteto de Diego Schissi. Yo no sé bien darme cuenta de qué cambia, porque nuestro trabajo es tocar canciones que nos gustan. La premisa de cada disco es siempre la misma: abordar canciones que nos emocionan según el momento. Creo que las diferencias se van dando desde lo musical, pero en un sentido más bien sutil porque tocamos con los mismos instrumentos. Las canciones son como fotos de momentos de la misma formación. Creo que los discos dan cuenta de la música que vas conociendo, de la música que te va inspirando. Ahora hay un acercamiento a la música de Sebastián Macchi, a quien conocemos hace mucho tiempo.

- ¿Cómo se arma el disco?

- Hay una canción española muy linda, unas cuantas a capella; una bien del norte compuesta por un porteño, otra de Jorge Fandermole (que siempre está cerca), una de Hugo Fattoruso y una de Edgardo Cardozo.

- Y dos temas tuyos...

- “Bandera”, un homenaje a mis seres queridos, una ofrenda; y “Paseo”, más liviana, un manifiesto de libertad.

- ¿Estás conforme?

- Al comienzo nos costó encontrar el sonido. Se evidencia que hay un trabajo; tuvimos que dar una vuelta, pensarlo más de una vez, buscar equilibrio en el repertorio. Estoy contento con cómo suena y, al contrario de otros discos (uno graba y después sale a tocar) este es un disco que ya estaba bastante recorrido antes de grabarse, entonces siento que en algún punto las canciones tienen un grado de madurez en la interpretación. Eso está bueno porque uno como músico hace algo que también es natural y es que dos años después de haberlo grabado pensás: “ahora lo grabaría de nuevo”. Siento que en “Trino” no pasa, y que en breve pasaremos a otra etapa.

- ¿Qué pasa en Aca seca cuando vuelven de giras por el exterior?

- A nosotros nos renueva; nos cansa, pero no deja de ser una energía nueva, una vista nueva sobre tu música. Por ejemplo: estuvimos yendo a Japón, donde tenés que adecuarte a nuevas respuestas. A mí me emociona ver lo que pasa. Nosotros como argentinos somos un público muy eufórico, y está bueno aprender que a veces el aplauso medido no es señal de desaprobación.

- ¿Cómo es tocar en Tucumán?

- No es como cualquier escenario, porque están los referentes de mi infancia, que son quienes conocen a Aca seca desde los inicios. Ellos nos hacen las críticas más justas, así que es muy probable que recibamos un estate quieto. Hay detalles que observa el que te ve del escenario, pero la gente que te conoce más en profundidad puede ver detalles que no llegamos a ver nosotros mismos por aquello de la cercanía del hacer.

Comentarios