En Tucumán hay más de 200.000 personas obesas

El 13% de estos pacientes sufre obesidad mórbida, explican desde el Ministerio de Salud.

07 Jul 2018
1

¿TENTACIONES? Los postres también pueden ser saludables. la gaceta / foto de analía jaramillo

“Estas recetas demuestran que se puede comer rico, postres dulces, pero saludables. No es necesario que todo tenga grasa para disfrutar de una comida”, señala Francisco D’Onofrio, referente del Programa Provincial de Obesidad, que depende del Ministerio de Salud. Agrega que la gente, especialmente quien tiene sobrepeso e intenta bajar de peso, ya está cansada de escuchar la palabra “ligth” o “dietético”. “Nosotros preferimos hablar de comida amigable”, explica.

Este es un mensaje que, según el especialista, hay que darle a toda la sociedad, teniendo en cuenta los crecientes índices de sobrepeso que se ven en la provincia. “Las cifras son preocupantes. En Tucumán hay más de 200.000 personas con obesidad. El 13% de ellos ya tienen obesidad mórbida”, detalla el especialista.

Aunque no hay cifras en Tucumán, dice que también es alarmante el aumento de la enfermedad entre niños y adolescentes. A nivel nacional, Argentina duplicó en 30 años su tasa de obesidad y encabeza el ranking en Sudamérica, según un estudio de que difundió recientemente la Organización de las Naciones Unidas. El trabajo advierte que la patología afecta al 30% de las mujeres y al 27% de los hombres.

Las causas son muchas: el exceso de sedentarismo y la mala alimentación.

“Por eso remarcamos la necesidad de volver a la comida casera. Hoy tenemos muchos componentes en alimentos precocidos que nos engordan más. Cuando hablamos de casero, hablamos de hacer más platos con verduras y frutas, sin productos procesados. Elegir lo natural sobre todas las cosas, combinar con ingredientes saludables, como avena o harina integral”, dice Lucía Vallejo Trejo, licenciada en nutrición del Cepta (Centro Provincial de Trastornos Alimentarios).

Desde que abrió sus puertas, hace un año, la institución ya atendió 600 personas con problemas de obesidad. Allí se les enseña reeducación alimentaria y también, cuando es necesario, se programan cirugías bariátricas o la colocación de balones gástricos. Tienen también asistencia psicológica y social.

Comentarios