Un golpeado Natación intenta reencontrarse con su exitosa versión 2017

03 Jul 2018
1

DESGASTE. La exigencia de medirse ante los mejores del país en el Nacional hizo mella desde lo físico en Natación. la gaceta / Foto de José Nuno (archivo)

Ganarle a un reciente ex campeón de la URBA como Belgrano Athletic es un motivo de festejo en sí mismo, independientemente del contexto. Y si el triunfo permite sostener hasta la última semana la esperanza de avanzar a cuartos de final del Nacional de Clubes A, con más razón todavía. Sin embargo, nadie en Natación hubiera festejado de haber sabido que tras esa victoria sobrevendría un período de vacas flacas que ya lleva prácticamente tres meses: desde aquél 7 de abril, los “Blancos” no volvieron a ganar. Fueron seis derrotas consecutivas: cinco por el Nacional y la restante en el debut en el Regional “Fredy Narese”. Una sequía que en años anteriores no hubiese sido motivo de alarma, pero que actualmente resulta demasiado larga para un equipo que le ha tomado el gusto a la gloria tras la conquista del trono del NOA el año pasado.

Si se cuenta el Anual Tucumano -un torneo mayormente de transición, afrontado por algunos clubes con planteles alternativos-, la mala racha se interrumpe, porque allí ganó un partido (a Jockey Club), pero la estadística se recrudece, porque perdió otros tres.

La dura derrota del fin de semana en Córdoba, a manos de La Tablada, no sólo le restó al NOA una de las cuatro plazas en el Nacional A, sino que golpeó aún más la moral de Natación, que necesita reencontrarse cuanto antes con su versión 2017, la que lo llevó al éxito.

“Todo esto se debe a una suma de factores”, considera Máximo Ledesma. “El Nacional fue un torneo de una exigencia muy dura, y sufrimos bajas importantes. Si te ponés a ver, en Córdoba tuvimos 13 jugadores menores de 21 años, de las últimas tres camadas. Y el no habernos clasificado después de haber estado tan cerca nos afectó la cabeza”, amplió el apertura.

Bajas importantes

Una de las bajas a las que hace alusión “Machi” es Guillermo Villagra, quien hace un mes sufrió un desgarro en el cuádriceps. “Estamos tristes por no haber podido defender una plaza que no era nuestra, sino del rugby del NOA. Hay que dejar eso atrás y encarar el Regional. Tabajamos bien, pero no se dieron los resultados. En algunos casos, como contra Tala, por falta de madurez; en otros, como ante Lawn Tennis, por falta de suerte”, comentó el tercera línea. La ausencia de jugadores importantes como Matías López, Gonzalo y Luciano Molina, entre otros, también le pasó factura a Natación. “Lo sentimos porque somos un plantel corto. Si uno se fija, el equipo con el que jugamos los últimos partidos es diferente al que terminó jugando el Regional del año pasado. De todos modos, no estamos bajoneados ni nada. Hubo algunos cambios en el plan de juego, y es solo cuestión de tiempo para que alcanzar el ritmo que queremos”, cerró.

Comentarios