El triunfo de Colombia o de Inglaterra tendrá un plus para llegar a la final

El ganador del choque tendría, en teoría, un camino más accesible para llegar al 15 de julio.

03 Jul 2018
1

EXPECTANTE. Pekerman tiene a Falcao y aguarda por la recuperación de James. reuters

Colombia e Inglaterra se medirán esta tarde en un partido de pronóstico cerrado, que contará con un enorme incentivo: avanzar por una llave que invita a soñar.

El duelo, que arrancará a las 15, se presenta como una gran chance para ambos: el que gane se cruzará en cuartos de final con Suecia o Suiza -jugarán a las 11 de hoy-; y, eventualmente, jugaría la semifinal ante Croacia o Rusia.

El sector del cuadro más sencillo -en teoría- quedó patas para arriba tras la eliminación de España a manos de Rusia. Suecia fue finalista en el Mundial de 1958, del cual fue anfitrión, y tercero en Estados Unidos 1994; e Inglaterra ganó en 1966, también como local. Las otras selecciones que transitan esta llave no saben lo que es jugar una final del Mundo.

Pero ni Colombia ni Inglaterra pueden darse el lujo de mirar demasiado lejos, porque el desafío de hoy no resulta para nada sencillo. “Esto es un Mundial. Debemos afrontar cada partido como si estuviéramos jugando contra el mejor equipo del mundo. Colombia es un rival muy, muy fuerte”, advirtió el inglés Dele Alli.

Colombia llega al encuentro con la gran incógnita de James Rodríguez. Nadie sabe si el goleador de Brasil 2014 podrá jugar. Con un edema menor en el sóleo derecho, que se sumó a la fatiga muscular que arrastraba, Rodríguez necesitaría una recuperación casi milagrosa para afrontar un choque que no admite medias tintas.

A cuatro años de sus históricos cuartos de final en Brasil, los dirigidos por José Pékerman quieren demostrar en Rusia que aquello no fue casualidad. Y que, juegue o no el futbolista de Bayern Munich, los “cafeteros” tienen argumentos para prosperar en este Mundial poco propicio para los favoritos.

Al frente estará Inglaterra, que aunque no sepa lo que es ganar un partido de fase eliminatoria desde el Mundial de Alemania 2006, mantiene el prestigio de su fútbol. Desde 1966, cuando fueron los campeones, los ingleses sólo superaron cinco cruces de playoffs.

“No somos favoritos. Ellos tienen jugadores de altísimo nivel. Pero estoy tranquilo y convencido de que tenemos las armas para vencer a Inglaterra”, sostuvo el colombiano Carlos Sánchez. Tras la caída inicial con Japón (1-2), Colombia mostró su mejor fútbol ante Polonia (3-0), y sumó el triunfo definitivo sobre Senegal (1-0).

Cómo llegan

Mientras Inglaterra especulaba con Bélgica para avanzar por la llave supuestamente más sencilla, los “cafeteros” terminaban primeros de grupo, y se clasificaron a octavos por segundo Mundial en fila.

La seguridad bajo el arco de David Ospina, la buena dirección creativa de Juan Fernando Quintero y el poder rematador del central Yerry Mina resultaron suficientes para que Colombia se reivindicara más allá de su estrella.

El único precedente mundialista entre ambas selecciones se remonta a Francia 1998, cuando Colombia resultó eliminada en fase de grupos tras caer 2-0 ante una Inglaterra liderada por David Beckham. A 20 años de aquello, el joven grupo dirigido por Gareth Southgate busca resituar al fútbol inglés en la justa planetaria.

“El de octavos es nuestro partido más importante de la última década. Mostramos ser un equipo que ilusiona”, dijo Southgate.

En la última fecha de la fase de grupos, el técnico hizo descansar a varios titulares; entre ellos, el temible Harry Kane, que con cinco tantos en apenas dos partidos lidera la tabla de goleadores.

Comentarios