Los fanáticos no faltaron a la cita; los equipos, sí

02 Jul 2018

NIZHNI NÓVGOROD.- En el mismo instante en que comenzaron a venderse las entradas para los partidos del Mundial miles de argentinos adquirieron las suyas. En ese momento, por supuesto, no podía conocerse cómo le iría a la Selección, así que había que jugarse. Un breve análisis de los rivales y un par de pálpitos. La enorme mayoría de los viajeros argentinos supuso que el equipo de Lionel Messi resolvería sin grandes problemas sus cruces ante la debutante Islandia, Croacia y Nigeria, y terminaría primero en el grupo D. Y si así resultaba todo, disputaría los octavos de final el 1 de julio, a las 15, en el estadio Nizhni Nóvgorod.

Algo parecido le ocurrió con los peruanos. Entusiasmados por el retorno del combinado “incaico” a un Mundial, tras 36 años de sequía, y por el juego que mostraba el equipo dirigido por Ricardo Gareca, también elucubraron. Más modestos que los argentinos, imaginaron que su equipo terminaría segundo en el grupo C, por detrás de la candidata Francia, pero por encima de Dinamarca y de Australia. Si la apuesta resultaba correcta, deberían jugar los octavos de final a las 15 del 1 de julio, en el estadio Nizhni Nóvgorod.

Finalmente, se sabe, a ambas selecciones las cosas no le resultaron de la manera en que habían pensado sus hinchas: el seleccionado argentino se clasificó segundo, en forma agónica. Su homólogo de Perú no logró superar la fase de grupos.

Los hinchas argentinos y peruanos ya habían comprado, sin embargo, las entradas para el encuentro por los octavos de final. Sin posibilidad de reventa ni de trueque, decidieron asistir, de todos modos, al estadio Nizhni Nóvgorod.

Esa presencia masiva en las tribunas explica por qué al inicio del segundo tiempo del partido entre Croacia y Dinamarca se haya escuchado, de manera ensordecedora, el popular ¡Olé, olé, olé, olé, olé, olé, olá (...) soy argentino, es un sentimiento, no puedo parar...!

Y a la tonada latinoamericana de los cánticos se le sumó el flamear de banderas de la Argentina -algunas, incluso, con los rostros de la “Pulga” o de Diego Maradona dibujados- y de Perú. (DPA-Especial)

En Esta Nota

Rusia Lionel Messi
Comentarios