Tucumán es la provincia con más presión tributaria del país

Aseguran que esta realidad fiscal tiene consecuencias negativas en la economía, como la suba del trabajo informal. Según un estudio, $ 7,3 de cada $ 100 producidos son recaudados por el Estado.

01 Jul 2018
1

EN CRECIMIENTO. El trabajo informal sigue siendo uno de los puntos negativos de la economía tucumana. archivo

Tucumán sigue siendo la provincia de mayor presión fiscal del país. Así lo reveló un estudio realizado por el instituto IPEC (Iniciativa de Pensamiento Colectivo), en el que se analizaron distintos índices a nivel provincial y nacional.

Los autores del trabajo, Pablo Pero y Santiago Rodríguez Moreno, aseguraron que, para poder establecer un ranking, se necesitó la construcción de medidas comparables entre las provincias. “A la fecha, sólo podemos construir esta información hasta el 2016. Los cálculos indican que Tucumán, que había cedido el podio de la presión fiscal quedando en segundo lugar después de Misiones, recuperó el primer puesto y se convirtió, en 2016, en la provincia cuyos impuestos representan la mayor carga, en relación con la producción local”, sentenciaron.

Y agregaron: “para el 2017 aún no se poseen indicadores comparables de producto bruto provincial, por lo que recurrimos a presentar solamente el cambio nominal en la recaudación tributaria. Sin embargo, estos resultados permiten sospechar que en 2017 Tucumán podría haber bajado su nivel de presión en comparación con otras provincias”.

Ingresos brutos

Según el estudio del IPEC, la alta presión fiscal detectada se “confirma y potencia” cuando el análisis se enfoca en el impuesto a los Ingresos Brutos. “Se observa que el peso de este tributo sobre el producto total de la provincia se ha duplicado entre 2004 y 2016. En términos reales (descontando la inflación) el tamaño de su recaudación se ha más que triplicado, en este mismo período. Es decir, mientras los precios aumentaron 10 veces, la recaudación subió 36 veces”, señalaron los autores.

Semejante presión tributaria tiene, según los analistas, consecuencias en la economía provincial. “La elevada tasa de informalidad laboral que muestra la provincia (la segunda más alta del país, con un 44%) está parcialmente explicada por esta realidad impositiva”, declararon.

Por eso, si se logra una baja de la presión fiscal -agregaron los autores- estos números de la informalidad laboral mejorarán considerablemente. “En 2014, Tucumán tuvo la tercera peor proporción de asalariados informales y registró una proporción mayor al promedio nacional controlado por todos los niveles educativos”, enfatizaron.

Los números

Según el estudio, Tucumán se ubicó en la cúspide del ranking en los últimos 12 años. Por ejemplo: en 2004 Tucumán recaudaba $ 4,5 por cada $ 100 producidos por los habitantes de la provincia. Para 2016, todas las provincias aumentaron su presión fiscal. Pero, en el caso de Tucumán, el 7,27% de los ingresos provinciales son captados por la Dirección General de Rentas en concepto de impuestos. Es decir, $ 7,3 de cada $ 100 producidos por los tucumanos son recaudados por el Estado. “En este sentido, Tucumán no sólo sigue liderando el ranking de las provincias ‘más caras’ en términos de servicios estatales, sino que la distancia con el resto de las provincias se agranda significativamente. Pasa de cobrar un 30% más que el promedio nacional en 2004, a cobrar un 60% más que el promedio en 2016”, señalaron.

En este sentido, Pero y Rodríguez Moreno no dudaron en calificar de “alarmantes” los resultados del estudio. “Esto, evidentemente, trae consecuencias a la provincia”, declararon.

Finalmente, los especialistas señalaron que el estudio de la situación tributaria provincial tiene varios interrogantes. ¿Cuenta la provincia con características propias que justifiquen una presión impositiva significativamente más alta que sus vecinas? ¿Debería nuestro nivel de presión tributaria seguir de cerca el nivel de las provincias vecinas para, de esta manera, evitar la fuga de inversiones? ¿El esquema tributario vigente fomenta la inversión y la generación de puestos de trabajo? ¿Qué pautas de publicidad y transparencia respecto de la información sobre la recaudación impositiva debería aplicar nuestra provincia?

Comentarios