La Bolsa tuvo otro “viernes negro” y se derrumbó un 2,9%

En medio de la disparada del dólar, el Merval se vio afectado por las ventas masivas de inversores, sobre todo, empresas de gas

30 Jun 2018

El de ayer, fue otro cierre negro de semana. La plaza bursátil operó con una fuerte baja, afectada por ventas masivas de inversores institucionales, en particular de empresas ligadas a la provisión de gas, y la fuerte suba del dólar.

El índice líder Merval retrocedió 2,9% para ubicarse en el piso de los 26.000 puntos, a partir de la caída generalizada en la mayoría de las plazas del mundo.

Las bajas fueron lideradas por Agrometal, que retrocedió 10,6%, seguido por Transener (10%), Edenor (9,7%) y PGR, que descendió 8,8%.

Así, el indicador líder de la Bolsa argentina acumuló en la semana una baja del 14,1% y cayó un 8,9% en junio. “Tras el fuerte castigo que venían acumulando, los bonos resistieron algo mejor y por eso registraron modestos descensos promedio del 0,3% en sus cotizaciones en dólares entre las principales referencias, con un riesgo país ya en los -600 puntos básicos. Mientras que fueron pocos los operadores que se animaron a correrse en una curva que exhibe tasas superiores al 8% en el tramo medio”, señaló a LA GACETA el economista Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

En Wall Street, los ADRs compuestos por grupos de acciones argentinas operaron con mayoría de bajas, lideradas por Edenor, con un retroceso del 12,3%, seguido por Telecom, con una baja del 9,4%, y TGS, que baja 7,5 por ciento.

“El alivio en los ‘headlines’ respecto de la guerra comercial está permitiendo a Wall Street continuar ensayando una recuperación, tras la debilidad que venía sufriendo recientemente, ya que en este clima se especula que la Fed podría ser menos agresiva con la suba de tasas”, aseguró Ber. Y agregó: “a contramano de lo que sucede en el país del norte, y también esta vez del mejor desempeño de los emergentes, los activos domésticos extiendieron la debilidad dado que continuaron sufriendo una posición técnica desfavorable ante la indiscriminada liquidación de posiciones de operadores -principalmente del exterior- ya que los flujos matan a los fundamentals y las valuaciones”.

Comentarios