Al final, no siempre gana Alemania

28 Jun 2018 Por LA GACETA

En lo que va de la febril Copa del Mundo de la FIFA, los seleccionados nacionales “grandes” venían experimentando una fase de grupos con partidos insospechadamente difíciles, pero tras el sufrimiento lograban llegar a octavos de final. A los argentinos no tienen que contarnos esa historia. Ayer, sin embargo, esa lógica se quebró. Nada menos que Alemania, el campeón del último Mundial, quedó eliminada en la primera fase, vencida por la selección de Corea del Sur. Hasta Gary Lineker, el goleador inglés de México 86, tuvo que reformular su célebre definición de fútbol: “El fútbol es un juego simple. 22 hombres persiguen una pelota durante 90 minutos y al final, Alemania siempre gana”, decía la afirmación que ayer quedó desmentida.

Aunque los teutones confirman la “Maldición de los Campeones” que son eliminados en la primera ronda, el hecho futbolístico fue sorpresivo y deportivamente conmocionantes. Por eso corona nuestra portada.

Los títulos, en cambio, no son mundiales sino provinciales. El récord de caída concursos para jueces y el infierno de las colas para hacer trámites en la Anses se llevaron los espacios principales de la tapa.

Comentarios