El parapentista Salazar pidió ayuda en un grupo de Whatsapp

18 Jun 2018
“Me pasó Algo muy malo”
Salazar pidió ayuda en un grupo de Whatsapp
La declaración de Ignacio Ortiz fue clave para avanzar en la investigación. El piloto contó que cerca de las 15.30, Salazar envió un mensaje al grupo de Whatsapp “Pilotos Biplaza”: ‘Que alguien me llame, me pasó algo muy malo’. Ortiz declaró que Sergio Bujazha le contestó :”Ya lo vimos, ¿sabés dónde fue?”.
El testigo explicó que, a las 15.45 llegó al lugar de aterrizaje con el otro piloto. “Cuando llegamos me encuentro con Ariel (Salazar) que cargaba su parapente, ya se había sacado los arneses, se encontraba en estado de shock, estaba solo. Le pregunto qué le había pasado. Me respondió que se le cayó una pasajera”. Ortiz contó que le preguntó si se olvidó de ponerle las perneras, y que Salazar le “aseguro que se las había colocado”.
La cámara nunca apareció
Hay tres sospechados de haberla ocultado 
“Le ofrecí ayuda para traer el resto del equipo, me fui hasta el lugar en que había aterrizado y levanté los arneses del piloto y el pasajero. El casco de él y la cámara Go-Pro”. Según Ortiz, “la Go-Pro todavía se encontraba asegurada al mosquetón del arnés del pasajero”.
“Trasladé las cosas hacia la salida del campo, donde se encontraba el auto de Ariel. Al llegar, le pregunté si quería ver el video. Me dijo que sí. Saque la memoria de la Go-Pro y la puse en mi teléfono. Juntos vimos el video. Él no quiso ver mucho. El video tenía una duración de cinco minutos. Solo le mostré la parte grabada antes del despegue, en que se ve que la chica no tenía puestas las perneras. Ya en ese momento, es decir antes de que vuele. Luego saque la memoria de mi teléfono y la metí de nuevo en la Go-Pro y la guardé en el baúl con el equipo”.
el testimonio de un experto 
La opinión de un piloto que observó el video 
Víctor Palacio Lebón es un piloto biplaza e instructor de vuelos, con “máximo nivel de capacitación en el área”. También tuvo acceso a la grabación del vuelo. El experto concluyó que: “se ve claramente que, desde el momento que comienza la carrera para el despegue, Natalia no tiene las perneras aseguradas”.
Tratándose de un profesional habilitado, y con experiencia, fue consultado sobre la acción desplegada por Salazar al advertir que su pasajera no estaba sujeta de la parte inferior. “En este caso la maniobra adecuada seria girar 180 grados y buscar la montaña, la ladera y el suelo lo antes posible sin medir las consecuencias del impacto”, explicó.
La fiscala aclaró que “no se imputó a Salazar la falta o incorrecta colocación del arnés, sino la omisión de controlar estaba correctamente asegurado antes de despegar”. Para Reuter: “Salazar no cumplió con los protocolos de seguridad exigidos por la actividad deportiva”.
Cadena de responsabilidades
Para la fiscala Reuter hubo otros partícipes 
Respecto a Sergio Bujazha, Reuter consideró que: “Consintió y promovió un servicio pago que no estaba en condiciones de promover y permitió los vuelos biplaza por parte de Salazar, teniendo facultades para impedirlo y así evitar el fatal desenlace de Natalia Vargas”.
Bujazha, manager de Loma Bola, había sido imputado como coautor de la muerte de la médica concepcionense. Sin embargo, la resolución del Juzgado de Instrucción de la II Nominación declaró la nulidad de su acusación, según lo afirmó el empresario en su cuenta de Facebook.
“Si bien Bujazha intenta desvincularse del obrar imprudente de Salazar al manifestar que cada piloto trabaja de manera independiente, algunas de las conversaciones extraídas del celular de Salazar dan cuenta de vinculo de hecho que unía a los imputados entre sí y con varias de las personas que dieron su testimonio a esta instrucción”, expresó la fiscala.
Fallas en los controles
Salazar hacía “paseos” sin estar habilitado
Para la fiscala, en este caso “fallaron todos y cada uno de los niveles de seguridad que deben observarse en la regulación, supervisión y ejecución de los vuelos biplaza. La circunstancia de que por años Salazar haya lucrado con ‘paseos’ en parapente, para los cuales nunca estuvo habilitado, responde a la existencia de una cadena de responsabilidades ascendente, siendo Bujazha su eslabón más próximo y, detrás de él, el club Los Caranchos y la Federación”.

“Me pasó Algo muy malo”

La declaración de Ignacio Ortiz fue clave para avanzar en la investigación. El piloto contó que cerca de las 15.30, Salazar envió un mensaje al grupo de Whatsapp “Pilotos Biplaza”: ‘Que alguien me llame, me pasó algo muy malo’. Ortiz declaró que Sergio Bujazha le contestó :”Ya lo vimos, ¿sabés dónde fue?”.
El testigo explicó que, a las 15.45 llegó al lugar de aterrizaje con el otro piloto. “Cuando llegamos me encuentro con Ariel (Salazar) que cargaba su parapente, ya se había sacado los arneses, se encontraba en estado de shock, estaba solo. Le pregunto qué le había pasado. Me respondió que se le cayó una pasajera”. Ortiz contó que le preguntó si se olvidó de ponerle las perneras, y que Salazar le “aseguró que se las había colocado”.

La cámara nunca apareció
Hay tres sospechados de haberla ocultado 

“Le ofrecí ayuda para traer el resto del equipo, me fui hasta el lugar en que había aterrizado y levanté los arneses del piloto y el pasajero. El casco de él y la cámara Go-Pro”. Según Ortiz, “la Go-Pro todavía se encontraba asegurada al mosquetón del arnés del pasajero”.
“Trasladé las cosas hacia la salida del campo, donde se encontraba el auto de Ariel. Al llegar, le pregunté si quería ver el video. Me dijo que sí. Saque la memoria de la Go-Pro y la puse en mi teléfono. Juntos vimos el video. Él no quiso ver mucho. El video tenía una duración de cinco minutos. Solo le mostré la parte grabada antes del despegue, en que se ve que la chica no tenía puestas las perneras. Ya en ese momento, es decir antes de que vuele. Luego saque la memoria de mi teléfono y la metí de nuevo en la Go-Pro y la guardé en el baúl con el equipo”.

El testimonio de un experto 
La opinión de un piloto que observó el video 

Víctor Palacio Lebón es un piloto biplaza e instructor de vuelos, con “máximo nivel de capacitación en el área”. También tuvo acceso a la grabación del vuelo. El experto concluyó que: “se ve claramente que, desde el momento que comienza la carrera para el despegue, Natalia no tiene las perneras aseguradas”.
Tratándose de un profesional habilitado, y con experiencia, fue consultado sobre la acción desplegada por Salazar al advertir que su pasajera no estaba sujeta de la parte inferior. “En este caso la maniobra adecuada seria girar 180 grados y buscar la montaña, la ladera y el suelo lo antes posible sin medir las consecuencias del impacto”, explicó.
La fiscala aclaró que “no se imputó a Salazar la falta o incorrecta colocación del arnés, sino la omisión de controlar estaba correctamente asegurado antes de despegar”. Para Reuter: “Salazar no cumplió con los protocolos de seguridad exigidos por la actividad deportiva”.

Cadena de responsabilidades
Para la fiscala Reuter hubo otros partícipes 

Respecto a Sergio Bujazha, Reuter consideró que: “Consintió y promovió un servicio pago que no estaba en condiciones de promover y permitió los vuelos biplaza por parte de Salazar, teniendo facultades para impedirlo y así evitar el fatal desenlace de Natalia Vargas”.
Bujazha, manager de Loma Bola, había sido imputado como coautor de la muerte de la médica concepcionense. Sin embargo, la resolución del Juzgado de Instrucción de la II Nominación declaró la nulidad de su acusación, según lo afirmó el empresario en su cuenta de Facebook.
“Si bien Bujazha intenta desvincularse del obrar imprudente de Salazar al manifestar que cada piloto trabaja de manera independiente, algunas de las conversaciones extraídas del celular de Salazar dan cuenta de vinculo de hecho que unía a los imputados entre sí y con varias de las personas que dieron su testimonio a esta instrucción”, expresó la fiscala.

Fallas en los controles
Salazar hacía “paseos” sin estar habilitado

Para la fiscala, en este caso “fallaron todos y cada uno de los niveles de seguridad que deben observarse en la regulación, supervisión y ejecución de los vuelos biplaza. La circunstancia de que por años Salazar haya lucrado con ‘paseos’ en parapente, para los cuales nunca estuvo habilitado, responde a la existencia de una cadena de responsabilidades ascendente, siendo Bujazha su eslabón más próximo y, detrás de él, el club Los Caranchos y la Federación”.

Temas

Loma Bola
Comentarios