Francia cumplió los pronósticos y venció a Australia

De la mano de sus figuras, Griezman y Pogba, la selección gala ganó 2-1 por el grupo C. Mirá los goles.

16 Jun 2018
1

EN EL CAMINO. Griezman, estrella de Francia, eludió a los australianos y encaró al arco. (REUTERS)

El seleccionado de Francia venció a Australia por 2 a 1 en un partido válido por el Grupo C de la Copa del Mundo, en el cual los más destacado no fue el nivel de juego sino la relevancia que tuvo la tecnología en su definición al usarse por primera vez el Video de Asistencia Arbitral (VAR según sus siglas en inglés) y la tecnología de línea de gol (GLT).

El encuentro se jugó en el Estadio Kazan Arena y los goles franceses fueron convertidos por Antoine Griezmann, de penal, y Didier Pogba, mientras que Mile Dejinak, con un remate desde los 12 pasos, convirtió para los oceánicos.

La figura de la tarde de Kazán fue la tecnología que hizo su irrupción en la historia del Mundial a los 12 minutos del segundo tiempo, cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha debió constatar mediante el VAR si el defensor Joshua Risdon le cometió falta dentro del área a la estrella del Atlético de Madrid Griezmann. Cunha decidió la continuidad del juego tras la acción pero inmediatamente el VAR, que estaba a cargo del argentino Mauro Vigliano, le comunicó mediante el audífono que la jugada estaba siendo observada.

El uruguayo detuvo las acciones, observó en un monitor la repetición de la jugada y mediante la ayuda del VAR determinó que existió infracción y sancionó el tiro desde el punto penal, que fue convertido a los 13 minutos por el mismo Griezmann, estableciendo el 1-0. Un hecho histórico se había consumado, ya que fue la primera vez que se utilizó el sistema del VAR en una Copa del Mundo y un argentino, en esta caso Vigliano, tuvo directa participación en el tema.

La segunda colaboración de la ciencia en el fútbol mundialista aconteció a seis minutos del final cuando un hermoso remate del francés Pogba pegó en el travesaño y picó detrás de la línea de gol en lo que fue el 2-1 para los europeos. La jugada fue muy rápida y la violencia del remate en otro momento hubiese provocado la polémica sobre si había ingresado o no el balón dentro del arco, pero Cunha en menos de cuatro décimas de segundo supo, a través de su reloj pulsera, que la pelota traspasó por completo la línea de gol gracias a la utilización de la GLT.

Los goles franceses fueron "tecnológicos" y con ellos obtuvo el primer triunfo del equipo europeo en el mundial que lo tiene como uno de los candidatos al título. No obstante, dejando de lado al modernismo, la actuación de Francia está muy lejos de la que debe desarrollar un equipo que tiene serias ambiciones de ser campeón, porque Australia con presencia física y un elogiable despliegue lo complicó y mucho.



Comentarios