El nuevo cuento argentino - LA GACETA Tucumán

El nuevo cuento argentino

Elsa Drucaroff reúne a algunos de los mejores textos de escritores post dictadura (que eran niños, adolescentes o no habían nacido en los 70). Rodrigo Fresán, Guillermo Martínez, Gustavo Nielsen, Martín Kohan conviven con Samantha Schweblin, Federico Falco, Mariana Henríquez y también con autores nacidos en democracia

10 Jun 2018
1

Por Paula Varsavsky - Para LA GACETA - Buenos Aires

La literatura argentina se encuentra poblada de maestros de la narrativa breve, la mera mención de algunos -Horacio Quiroga, Jorge Luis Borges, Silvia Ocampo o Julio Cortázar- alcanza para encabezar una extensa lista a la cual el volumen El nuevo cuento argentino (EUFyL) se suma para dar cuenta de la producción en la actualidad.

A pesar de que en nuestro país es escaso el espacio que el ámbito académico le dedica al estudio de la literatura argentina contemporánea o a la enseñanza de escritura creativa, este libro ha sido publicado por la editorial de la Facultad de filosofía y letras de la Universidad de Buenos Aires. Largos debates, con argumentos tanto a favor como en contra terminaron dejando por fuera de la universidad, por ahora, la enseñanza de escritura creativa. Sin embargo, ha habido algunos cambios visibles en las últimas décadas: seminarios de literatura argentina contemporánea o invitaciones a escritores a participar en clases.

Podríamos decir que uno de los frutos de la reciente apertura es la publicación de esta antología. En El nuevo cuento argentino la selección de los cuentos, el prólogo y las notas estuvieron a cargo de la docente, ensayista y narradora Elsa Drucaroff.

En el prólogo, Drucaroff se pregunta si existe una nueva narrativa argentina. Esta inquietud no es reciente en la antóloga, dado que hace más de una década y media viene desarrollando el tema de los escritores de la post dictadura, aquellos que han nacido a partir de 1960 y que fueron chicos o adolescentes durante la última dictadura militar. Su libro de crítica literaria Los prisioneros de la torre (Emecé, 2011) constituye una de las primeras investigaciones académicas sobre el tema. Ya entonces marca la existencia de dos generaciones.

En El nuevo cuento argentino asoma una tercera generación, aquellos nacidos en la década de los 80 y que no recuerdan la dictadura por experiencia propia o sencillamente nacieron cuando ya estaba restablecida la democracia. Todos los cuentos de esta colección habían sido publicados previamente en volúmenes de relatos de los autores.

Así es como se llega a una selección que incluye a autores reconocidos hace décadas tanto en la Argentina como a nivel internacional, algunos más que otros, y que nacieron durante la década del 60, tales como Alejandra Laurencich, Rodrigo Fresán, Guillermo Martínez, Gustavo Nielsen, Martín Kohan. Otros, de la década del 70, entre ellos, Samantha Schweblin, Federico Falco, Mariana Henríquez y algunos que hace menos tiempo que publican, como Bruno Petroni, Azucena Galletini o Leonardo Novak.

Tanto el prólogo como el abanico de autores seleccionados resultan sumamente recomendables para quien desee ponerse al tanto de lo que ha venido sucediendo en la narrativa breve en nuestro país en las últimas décadas.

© LA GACETA

Paula Varsavsky - Autora de las novelas Nadie alzaba la voz y El resto de su vida. Su último libro es Las mil caras del autor.

Comentarios