Suspenden la atención de la Asistencia Pública por obras de mantenimiento

Dirigentes del sindicato municipal denunciaron que la sede está en condiciones deplorables.

08 Jun 2018
1

PELIGRO. Una de las grietas que surca una de las salas de rayos de la sede. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

A tres meses de los reclamos por las condiciones edilicias de la Asistencia Pública, los dirigentes del sindicato de empleados municipales denuncian que no hubo cambios significativos y que el plan de traslado fracasó. “Se están despegando los mármoles de las escaleras, el edificio se sigue hundiendo. En cualquier momento tendremos que lamentar otra tragedia como la del Parravicini”, arremetió Osvaldo Acosta, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM). Hace un mes, el derrumbe del ex cine Parravicini causó la muerte de tres vecinos.

“Están haciendo que trabajen los albañiles apuntalando y remodelando algunas partes, con el personal de la salud y los pacientes al lado. Tiene que haber condiciones mínimas de salubridad que respetar y la Municipalidad no las respeta. Los empleados solicitaron que se suspenda la asistencia por tres días”, continuó Acosta. El sindicato informó que no habrá atención -ni siquiera de la guardia- hoy, mañana y el domingo.

Los directivos de la dependencia confirmaron que se suspenderá la atención por tres días para permitir el trabajo de obreros. “Nos interesa proteger los recursos humanos y los pacientes”, dijo el subdirector Miguel Armando Varela.

El municipio desestimó los reclamos del gremio y aseguró que los planteos responden a móviles partidarios. “Desde el Departamento Ejecutivo vamos a seguir trabajando en lo más beneficioso, conveniente y oportuno para nuestros vecinos, para el municipio y para todos los agentes municipales. Somos nosotros como servidores públicos quienes debemos lograr la eficiencia de los servicios públicos municipales”, defendió Walter Berarducci, secretario de gobierno de la capital. Y agregó: “toda nuestra tarea se encuentra enfocada y guiada en ese sentido; no deteniéndonos en pseudos personajes lacayos y esbirros de la billetera de (Juan) Manzur (gobernador de la Provincia)”.

Grietas y malestar

En marzo, funcionarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán habían anunciado el traslado de la dependencia de salud pública del edificio centenario en el que funciona, en Chacabuco 239, hasta un edificio de 9 de Julio al 700 para iniciar las obras mantenimiento y refacción del edificio original. Sin embargo, los trabajadores denunciaron que, lejos de avanzarse en el traslado, sólo realizan desde entonces tareas de mantenimiento con albañiles. “La presión de los trabajadores logró que se suspendan la atención el viernes (por hoy), el sábado y el domingo. No habrá siquiera el servicio de la guarda de emergencias porque no están dadas las condiciones”, continuó Acosta.

A comienzos de año, este diario había recorrido la dependencia municipal junto con el personal. Pudo constatar los reclamos de los empleados: grietas profundas en las paredes, consultorios clausurados, salas de estudios fuera de condiciones, cortes en el suministro de agua, ambulancias rotas y goteras. En planta baja la estructura había comenzado a hundirse, trabando las puertas y rompiendo los marcos de las aberturas. Las paredes de la sala de radiología y de mamografía estaban surcadas por grietas que abrieron la pared y rompieron las láminas de revestimiento de plomo, requeridas para el funcionamiento de equipos radiológicos. Detrás de la lámina de plomo rota se podía ver hacia la calle. “Estas salas se pueden derrumbar en cualquier momento”, había advertido Acosta entonces. “Se debe trasladar toda la Asistencia Pública hasta otro lugar para que se pueda trabajar en la recuperación del edificio, que tiene más de 100 años. Hace dos años que no funciona radiología. Además de lo edilicio, también denunciamos la falta de insumos”, dijo ayer el sindicalista. Según los empleados, la sala donde funciona el mamógrafo -una de los sectores más afectados por las grietas-, será demolida el fin de semana.

“El personal no tiene donde ir, porque cuando el secretario de gobierno anunció que se trasladaría todo el servicio a un edificio nuevo al final quedó en la nada. El intendente dice que no tiene paz por saber las condiciones en las que traban las compañeras y compañeros, pero sin embarga avanzaba con las remodelaciones con los trabajadores en malas condiciones”, achacó el sindicalista.

Comentarios