Proponen un programa para unificar los diseños de veredas en San Miguel de Tucumán

1

Una idea de ediles apunta a construir más rampas y a colocar baldosas para no videntes. Según un informe, en la capital el 45% de las veredas se encuentran en mal estado.

04 Jun 2018

Los concejales de la capital se proponen solucionar un viejo reclamo de los vecinos: el mal estado de las veredas.

El último relevamiento de la Municipalidad estableció que casi la mitad de las aceras estaban rotas. Los ediles elaboraron un proyecto para unificar las veredas en el área central por dibujo, características técnicas y que incluyan baldosas podo táctiles (con guías para personas ciegas o con mala visión).

La iniciativa prevé que los frentistas puedan solicitar al municipio las obras de reparación, que serán prorrateadas en las facturas de tasas municipales.

“El objetivo es saldar una deuda pendiente con los vecinos, para hacer una ciudad accesible, con veredas en condiciones para la circulación. La ciudad ha crecido y se debe pensar en el modo de unificar los criterios y las características de las veredas”, explicó el radical Agustín Romano Norri, autor del proyecto de ordenanza.

“No sólo servirá para que deje de haber baldosas flojas, sino que buscamos que quienes circulen con un cochecito de bebé, en silla de ruedas o tengan cualquier tipo de dificultad no padezcan las veredas que no están en condiciones”, puntualizó el edil radical.

En la capital el 45% de las veredas se encuentran en mal estado, de acuerdo con un informe presentado en diciembre de 2016 por la Dirección de Catastro y Edificación municipal al Tribunal Municipal de Faltas.

Dos ordenanzas vigentes (N° 3.964 y 3.974, ambas de 2008), obligan al municipio a informar al vecino que tenga deteriorada la vereda del frente de su casa, para que realice las reparaciones. El plazo fijado por esas normas es de 90 días. Sin embargo, son pocos los frentistas que cumplen con esta norma.

Con dictamen

La iniciativa cuenta con el dictamen positivo de la comisión de Obras Públicas y podría llegar al recinto en la próxima sesión del cuerpo. En 14 artículos, el proyecto propone regular las aceras a través de un plan de construcción y reconstrucción de veredas.

“Las obras a realizarse para el cumplimiento del plan podrán llevarse a cabo por cuenta y orden del municipio a través de terceros por licitación, por administración o por los propietarios y particulares que lo soliciten”, expresa el primer artículo.

La unificación de las veredas se contemplará dentro del área de las cuatro avenidas de esta capital (Sarmiento, Mitre-Alem, Roca y Sáenz Peña-Avellaneda).

“Como primera medida, esta ordenanza permitirá que los ciudadanos puedan transitar de forma normal, sin riesgos de caídas o golpes. También se incluyen unificación de las veredas por diseño y color en distintos corredores, marcando por ejemplo el casco histórico de la ciudad. Se contempla la construcción de rampas y los indicadores en baldosas para no videntes, como están los senderos en la peatonal remodelada, con losetones podo táctiles”, destacó el peronista Juan Luis Pérez, presidente de la comisión de Obras Públicas.

Con avales

De acuerdo con la opinión del concejal peronista, “los edificios en construcción tendrán la obligatoriedad de hacer la terminación de veredas con las características determinadas, por ejemplo, para que los ingresos de autos no se rompan”.

“Contamos con el aval de la Municipalidad para la aplicación de este plan de reparación de veredas”, puntualizó, por su parte, Romano Norri.

“Las veredas rotas son uno de los principales reclamos de los vecinos. Esto tendrá un beneficio en la salud, porque muchas personas adultas se caen tras un tropiezo por las veredas rotas y sufren fracturas. Con esto, se reducirán los riesgos”, finalizó.

Comentarios