“En La Ciudadela seremos 12”

“Maxi” Martínez señaló que la hinchada también jugará el partido revancha ante Sarmiento

29 May 2018
1

ANTECEDENTE. El lateral por izquierda, hincha fanático del “Santo”, recordó que contra Villa Dálmine el equipo logró tres goles en los últimos 18 minutos del partido. la gaceta / Foto de José Nuno

El primer domingo de mayo San Martín la tenía brava en La Ciudadela. Apenas seis días antes había desperdiciado la posibilidad de obtener el ascenso directo a la Superliga al perder en Adrogué, y en ese breve lapso debía reponerse si pretendía seguir en carrera por el segundo tique a Primera. Sin margen de error, debía reencontrar su juego y, sobre todo, levantar su ánimo.

Finalmente, todo resultó bien. No tanto por el fútbol, que se demoró varios días más en reaparecer; sino, por la garra, por la entrega, por la piel, por el corazón. Al “Santo” le salió el tiro del final, y el agónico empate ante Villa Dálmine semejó el más dulce triunfo.

El presente de San Martín se parece mucho a aquellos días. Otra vez el “Ciruja” regresa de Buenos Aires con un 0-1 en sus bolsos, que nuevamente debe remontar si aspira a jugar la próxima temporada en la Superliga. Otra vez debe recordar cómo se ejecutan esos pases y firuletes que motivan el “ooole, ooole” de los hinchas. Y nuevamente debe curar el espíritu herido por la derrota. ¿Volverá a verse un partido de garra, de piel, de corazón?

“Sabemos que este grupo se hace mucho más fuerte en las malas; sobre todo en La Ciudadela. Además, este será el último partido del campeonato. Y es una final. Hay que jugarla como tal y salir a ganarla como sea”, dijo Maximiliano Martínez. El lateral izquierdo, “ciruja” desde la cuna, conversó brevemente con LG Deportiva minutos después de descender del vuelo N° 1.474 de Aerolíneas Argentinas, que trajo al plantel del “Santo” a Tucumán, tras la caída ante Sarmiento, en Junín.

Tras bajar del avión, los jugadores subieron al ómnibus que suele trasladarlos y quedaron libres. Hasta hoy. “En la semana hay que trabajar; estamos preparados”, indicó “Maxi”. El partido de vuelta se jugará desde las 16.40 del domingo, en la Ciudadela.

Pelearla hasta el final

Este hincha que defiende el lateral izquierdo de su equipo sabe que deben remontar una derrota. Pero también es consciente de su poderío en casa. “Acá nos hacemos fuertes, y no deben darnos por muertos nunca. Contra Dálmine ya demostramos que peleamos hasta el último minuto. Confiamos en nosotros”, expresó.

Desde el final del partido en Junín, ¿se te cruzó por la cabeza la idea de que podían quedarse con las manos vacías?, le preguntó LG Deportiva. “Maxi” no miente ni da respuestas demagógicas: “sí, sin dudas; hay que ser honestos”. Sin embargo, deja entrever que peleará porque ello no suceda. “Tenemos esta revancha. Nos queda un partido. Contra Dálmine iban 27 minutos del segundo tiempo y perdíamos 2 a 0. Imaginate si en 90 minutos no vamos a poder hacer dos o tres goles. Estamos confiados. Vamos a pelear hasta el final. Y ojalá se nos dé”, señaló.

Sus dichos tienen sustento estadístico. En los últimos cuatro partidos en condición de local, el “Santo” marcó una media de 3,25 goles por encuentro. Y si de números se trata, La Ciudadela rebalsa de “cirujas” juego tras juego. “Lo de la gente de San Martín ya no nos sorprende. A Junín llevamos 4.000 o 5.000 hinchas. Una locura. ¡Lo llena que estará esa cancha! Y con el apoyo de la hinchada vamos a ser 12 jugadores”, prometió “Maxi”.

Comentarios