15 motivos por los que hay que ver la zarzuela "La leyenda del beso"

Se podrá disfrutar de la obra hoy a las 21 y mañana a las 18, en el Teatro San Martín.

26 May 2018 Por Alicia Liliana Fernández

1- Porque es un estreno. “La leyenda del beso” es una historia intensa, de gitanos, con amor, celos, odio y mucho humor. Es una de las grandes obras de la restauración de la zarzuela del siglo XX, y una de las únicas en que se avizora un final trágico. 

2- Todos los artistas en escena son tucumanos y hay dos elencos alternativos, elegidos en audiciones, como en los grandes teatros del mundo. Es una oportunidad para cantantes muy jóvenes y talentosos.

3- La zarzuela es mucho más compleja de lo que todo el mundo piensa. “La leyenda...” no es fácil para la orquesta ni para los cantantes: tiene aires veristas, dúos y romanzas dignas de Puccini, con influencias de Wagner. Es muy interesante vocalmente, y suma a su complejidad el texto hablado.

4- Alejandro Jassan, el director general, conoció el género en Madrid, donde trabajó 12 años. Hizo giras con compañías de zarzuela por toda España. Tiene un bagaje y una experiencia de la tradición que se nota en la puesta. En el teatro Avenida, de Buenos Aires, dirigió una antología se zarzuelas, con elenco español y puesta en escena de María de la Paz y Concepción Perre.

5- La régie está a cargo de las hermanas Perre, que ya trabajaron con éxito en el San Martín, en “La hija del regimiento”, “Romeo y Julieta” y “La clemenza di Tito”, bajo la dirección de Jassan. 

6- Además de aspectos muy realistas, como la mayoría de las zarzuelas, esta presenta un aspecto sobrenatural: hay un conjuro, una hechicera, toda una leyenda.

7- Hay dos historias paralelas, y son dos triángulos amorosos: por un lado está la historia de los protagonistas, Mario, Amapola e Iván, un melodrama que suma de la cuestión fantástica. Por otro, la de Gorón y Simeona, el dúo cómico, junto a Cristóbal.   

8- Mario, Amapola e Iván llevan el peso vocal y dramático de la zarzuela. Gorón hace desastres en su afán de conquistar a Simeona, y desata las carcajadas del público.

9- Tanto la escenografía como el vestuario responden a dos mundos: el del conde Mario y sus amigos es estructurado y un muy elegante estilo años 20, en tonos grises y beiges. El otro es el del campamento gitano, que literalmente explota de colores en el segundo acto.

10- El vestuario fue confeccionado en los talleres del teatro San Martín.

11- La escenografía de las hermanas Perre trabaja con rompimientos diversos, a través de rejas, de follaje con racimos de uva o con mantones multicolores.

12- Todo está dicho y cantado en español, lo que facilita la comprensión de la obra, a diferencia de las óperas en idiomas extranjeros. De todos modos, hay subtítulos.

13- Los números más destacados son los que cantan Iván y Mario, “Cantando amarguras” y “Tras la jauría”; el dúo “Amor mi raza sabe conquistar”; la serenata “Oye hermosa prisionera” y la “Zambra”. Pero el público reconoce sobre todo el Intermedio, que toca la orquesta con telón cerrado antes del tercer cuadro. Es la música de “Amor de hombre”, al que en los años 80 el grupo Mocedades le puso letra y se convirtió en un hit pop que fue a parar a tribunales por derechos de autor.

14- La zarzuela forma parte del patrimonio cultural heredado de nuestros abuelos, que vinieron de España cantando las canciones más conocidas del género.

15- La puesta de “La leyenda del beso” deja atrás la imagen anticuada del mantón de Manila y del clavel rojo, y trae la zarzuela al siglo XXI, en un espectáculo contemporáneo y sincero. 

• HOY a las 21. • MAÑANA a las 18.

• PRÓXIMO VIERNES Y SÁBADO  a las 21.

En el Teatro San Martín (av. Sarmiento 601). 

Entradas 2 x 1 con Club  LA GACETA. 

FICHA TéCNICA
sinopsis y autores
La leyenda que da nombre a la zarzuela es la historia del conjuro que realizó la madre de Amapola, la gitana protagonista: quien la besara que no fuera de la tribu, moriría. Iván, el gitano, y el conde Mario se disputan el amor de la gitana. Zarzuela en dos actos, con tres cuadros, con libreto de Enrique Reoyo, José Silva Aramburu y Antonio Paso, y música de Reveriano Sotoullo y Juan Vert.  
  
quiénes intervienen
- Orquesta Estable, dirigida por Alejandro Jassan.
- Coro Estable, por Ricardo Sbrocco.
- Ballet Contemporáneo, por Patricia Sabbag. 
- Solistas principales en dos elencos: el conde Mario será interpretado por Gustavo Ahualli (hoy y mañana) y Alfredo Tiseira (1 y 2 de junio); la gitana Amapola, por Constanza García (hoy y mañana) y Valeria Albarracín (1 y 2); Iván, por Ramón Poliche (hoy, mañana y 2 de junio) y Patricio Amaya (1 de junio); Gorón, por Patricio Amaya (hoy y mañana) y Miguel Domínguez (1 y 2).    
- Dirección escénica y escenografía: María Concepción y María de la Paz Perre.
- Dirección musical: Alejandro Jassán Vestuario: Stella Maris Müller.
- Iluminación: Miguel Arévalo.     
> FICHA TÉCNICA
Sinopsis y autores
La leyenda que da nombre a la zarzuela es la historia del conjuro que realizó la madre de Amapola, la gitana protagonista: quien la besara que no fuera de la tribu, moriría. Iván, el gitano, y el conde Mario se disputan el amor de la gitana. Zarzuela en dos actos, con tres cuadros, con libreto de Enrique Reoyo, José Silva Aramburu y Antonio Paso, y música de Reveriano Sotoullo y Juan Vert.  
  
> Quiénes intervienen
- Orquesta Estable, dirigida por Alejandro Jassan.
- Coro Estable, por Ricardo Sbrocco.
- Ballet Contemporáneo, por Patricia Sabbag. 
- Solistas principales en dos elencos: el conde Mario será interpretado por Gustavo Ahualli (hoy y mañana) y Alfredo Tiseira (1 y 2 de junio); la gitana Amapola, por Constanza García (hoy y mañana) y Valeria Albarracín (1 y 2); Iván, por Ramón Poliche (hoy, mañana y 2 de junio) y Patricio Amaya (1 de junio); Gorón, por Patricio Amaya (hoy y mañana) y Miguel Domínguez (1 y 2).    
- Dirección escénica y escenografía: María Concepción y María de la Paz Perre.
- Dirección musical: Alejandro Jassán Vestuario: Stella Maris Müller.
- Iluminación: Miguel Arévalo.     


Comentarios