Una argentina que guiaba el "tour de la cannabis" fue asesinada por presuntos disidentes de la FARC

El cuerpo de la mujer fue encontrado con seis impactos de arma de fuego.

24 May 2018
1

La mujer había sido secuestrado hace ocho días. FOTO TOMADA DE WWW.ELCOLOMBIANO.COM

Mónica Berenice Blanco Sossa, una argentina que se desempeñaba como guía turística, fue asesinada en Colombia, presuntamente por un grupo disidente de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La ciudadana argentina había sido retenida por este grupo armado cuando recorría como guía turística una zona rural del municipio de Toribio, en el departamento de Cauca, en el sur del país. "Ella hace la solicitud de que dejen libres a los dos israelíes, es decir los clientes de ella. Estas personas regresan en el vehículo sin inconveniente y ella se queda como garante. Hubo una exigencia económica a su compañero de empresa, pedían unos U$S100.000 por su liberación", explicó el coronel Fabio Rojas, comandante de la Policía del Cauca, a Caracol Televisión.

El militar atribuyó el crimen a un grupo disidente de las FARC que opera en esa zona del país.

El cuerpo de la mujer, de 47 años, que ejercía como guía turística de la compañía Colombia Cannabis Tour, fue hallado con seis impactos de bala. Se cree que permaneció durante ocho días en poder de sus captores.

El propietario de la compañía de turismo, reconocida por llevar extranjeros en lo que es conocido como el "tour de la cannabis", lamentó lo sucedido y dijo que es un golpe para la visita de extranjeros a la región. "Es muy triste este desenlace, porque si se está buscado un desarrollo a nivel turístico para la región esta noticia es devastadora", dijo el hombre, que es colombiano pero cuya identidad se omitió por parte del telenoticiero, aduciendo razones de seguridad.

En su sitio de Internet, Colombia Cannabis Tour ofrece visitas guíada y bilingues a cultivos de marihuana de comunidades indígenas en los que se explica el "proceso de cultivo, corte y secado y producción del aceite cannabico", con fines medicinales.

Este no es el primer caso de extranjeros asesinados a manos de disidentes del antiguo grupo guerrillero. Hace dos meses fueron retenidos y luego acribillados tres trabajadores de un diario ecuatoriano, también en el sur del país, y cuyos cuerpos aún no fueron devueltos a sus parientes. (Télam)

Comentarios